Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empiezan a desmantelar la térmica del Foix en Cubelles

Endesa retira los objetos y material gráfico para conservarlos en su fondo histórico y para investigadores

José M. Baselga

Whatsapp
La sala de máquinas de la histórica central podrá verse tal como era. Foto: Endesa

La sala de máquinas de la histórica central podrá verse tal como era. Foto: Endesa

La central térmica del Foix, que desde 1975 ha configurado el paisaje litoral de Cubelles y Cunit ha comenzado un simbólico desmantelamiento. Endesa, propietaria de la planta, ha salvado para su fondo histórico 907 documentos y elementos singulares que había en la fábrica.

El rescate del material es previo a la demolición física de toda la planta, para lo que hay un plazo de cuatro años, una vez el Ministerio de Industria aceptó poner fin a su actividad el pasado mes de junio.

La recuperación de objetos y documentos gráficos ha ido a cargo de la Fundació Endesa. Se ha priorizado salvar material que muestra la tecnología empleada en el momento de construcción de la planta que entró en funcionamiento en 1979. El objetivo es realizar un inventario con los objetos, que estará a disposición de la comunidad científica y de los estudiosos.

La pieza más singular es un quemador mixto de fuel y gas que fue construido íntegramente por las antiguas compañías Térmicas del Besòs i Enher (hoy integradas en Endesa) y que era comercializado. Los responsables de recuperar el patrimonio de la central destacan que es «un ejemplo de la capacidad de generar tecnología propia para actualizar las instalaciones».

 

Archivo gráfico

También se han recuperado aparatos de medición y control, maquetas de los principales elementos de la central, herramientas, piezas singulares del laboratorio químico, del servicio médico, de las oficinas, talleres y hasta uniformes que utilizaban los empleados.

Del material recuperado destaca el fondo documental formado por fotografías y videos que van desde el proyecto técnico de la planta a los informes de funcionamiento de la instalación (307 elementos), cursos de formación para empleados y 300 imágenes sobre el mantenimiento, funcionamiento y detalles de la central. Además hay 100 audiovisuales sobre la construcción de la planta.

El vaciado de los recuerdos de la central térmica que ha marcado la historia de las últimas décadas de Cubelles y de Cunit es la primera muestra tangible del final de la planta. Endesa no ha detallado qué hará en las 16 hectáreas de suelo que qyedarán libres. Hace años planteó que tras derribar la térmica levantaría dos plantas de ciclo combinado, que son más pequeñas y al producir energía a base de gas, sus emisiones son mínimas. Sin embargo esa inversión está parada.

 

Suelo y chimenea

El Ayuntamiento de Cunit (aunque la fábrica está enCubelles) pidió al Ministerio de Industria que descatalogase los terrenos como de actividad energética para garantizarse que no pudiese a volver a colocar una industria de este tipo en primera linea de mar y en una zona ya rodeada de viviendas. Sin embargo Endesa quiene mantener el suelo y la actual calificación.

El desmantelamiento físico de la planta exige un meticuloso proceso de vigilancia ambiental y de retirada de los residiuos. También el Ayuntamiento de Cunit pidió que se dejase la chimenea como recuerdo de lo que fue un elemento de identidad de la costa en la zona.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También