Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En busca de su oportunidad laboral en Vila-seca

Vecinos de distintos perfiles y edades esperan abrirse puertas en el mercado laboral a raíz de un nuevo plan ocupacional que les dará empleo seis meses

Mònica Just

Whatsapp
Los participantes en el plan de ocupación, ayer durante el acto de bienvenida.  FOTO: Pere Ferré

Los participantes en el plan de ocupación, ayer durante el acto de bienvenida. FOTO: Pere Ferré

Encontrar un empleo no es fácil. Los años de crisis lo complicaron todo. Y aunque parece que las cosas han mejorado, el mercado laboral sigue siendo duro. Jose Domingo lo vive en primera persona. Tiene 61 años y ha dedicado al comercio toda su vida laboral. Casi cuatro décadas. Tuvo una tienda del sector textil en Vila-seca, que funcionó durante quince años. Hasta que hace tres decidió bajar la persiana. «Pones un negocio para ganarte la vida y no para perderla», explica. Ahora tiene 61 años y busca una nueva oportunidad laboral. Está en una edad complicada para hallar un empleo y empezar de cero. Es consciente de ello. Pero se ha adherido a un plan de ocupación municipal que espera que le abra nuevas puertas. «Confío en que esta oportunidad me ayudará. Al menos espero que me sirva para poder encontrar algo que me ayude a llegar al fin de mi vida laboral», subraya.

Jose es uno de los participantes del nuevo plan de ocupación que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Vila-seca y que le dará empleo durante seis meses –del 15 de julio al 15 de enero–. Son una treintena de personas. Y la inversión para desarrollarlo supera los 300.000 euros. Ayer era día de presentaciones. De intercambio de impresiones. Ya llevaban algunas sesiones de formación, pero el alcalde, Josep Poblet, les dio la bienvenida junto a otros concejales y responsables de la iniciativa. Les animaba a implicarse para que este proyecto les sirva como puerta de regreso al mercado laboral convencional. Trabajarán en jardinería y mantenimiento de la vía pública, principalmente en el entorno del Parc de la Torre d’en Dolça y el Raval de la Mar.

Los perfiles de los participantes son muy distintos. Desde gente como Jose, que atraviesa un momento complejo tras toda una vida dedicada al comercio; a otras personas que han perdido el trabajo y no han encontrado otro; o vecinos que han llegado a Vila-seca procedentes de otros países y que tienen problemas por entrar en el mercado laboral. También vilasecanos como Soraya Azpeteta. En su caso, tiene 36 años y explica que ha trabajado en ámbitos muy distintos. «Tengo muchos gastos y una hija de 16 años. Solo ofrecen trabajos de seis meses en todos lados. Es todo muy difícil», lamenta.

Un horario normal

Soraya siempre ha trabajado en la cocina. Pero asegura que siente molestias en la rótula y hay faenas que no puede hacer. «Además, lo que nos ofrecen con el plan de ocupación es un horario normal, de ocho horas. No de doce como en otros sitios donde no puedes hacer ni vida familiar. Además, nos dan formación, cursillos y nos abren nuevas puertas», explica esta vecina, quien asegura que el proyecto que acaba de arrancar «me ha sorprendido gratamente». También confiesa que está buscando trabajo prácticamente de forma permanente. «Ya casi tengo mirado otro para enero, cuando acabe este plan ocupacional», apunta.

En el aula del Centre Municipal de Formació i Ocupació Antic Hospital, Poblet les dio la bienvenida. «Propuestas como esta son palancas necesarias para acceder de nuevo al mercado privado», señaló, remarcando la importancia de que todos ellos se impliquen en el proyecto. «La idea es dar estabilidad a las familias», insistió, remarcando también que serán «exigentes» durante el desarrollo del proyecto.

El plan se suma a los otros programas que el consistorio ha impulsado este 2018. Entre los directos del Ayuntamiento y los que se realizan con la colaboración del Servei d’Ocupació de Catalunya, este año se dará acogida a 65 personas. La idea es mezclar formación y empleo. Las expectativas, en general, son positivas. Ahora, los participantes esperan lograr buenos resultados.

Temas

Comentarios

Lea También