Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En marcha el derribo del edificio de las Escoles Velles de l'Hospitalet, levantado en 1957

Estaba obsoleto, se habían detectado carencias técnicas y estructurales

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de los trabajos del edificio de las Escoles Velles de L´Hospitalet de l´Infant. Foto: cedida

Imagen de los trabajos del edificio de las Escoles Velles de L´Hospitalet de l´Infant. Foto: cedida

El edificio de las Escoles Velles de L’Hospitalet de l’Infant ya es historia. Estos días se están llevando a cabo los trabajos de derribo, para que pueda empezarse a construir la Casa de Cultura, el nuevo equipamiento público que acogerá a los medios de comunicación municipales, el Casal d’Entitats y el Casal de Joves. La demolición empezó la semana pasada, y ahora sólo queda pendiente la parte donde se ubicaba la radio municipal. El inmueble, ubicado en el núcleo antiguo de la población, se construyó en la década de los 50 y ha tenido distintos usos. Pero había quedado obsoleto y necesitaba reformas, ya que se habían detectado carencias técnicas en la estructura y en las instalaciones, recuerda el Ayuntamiento.

Los trabajos que llevarán este espacio hasta una nueva etapa están adjudicados a la empresa Acsa Obras e Infraestructuras SAU por 2,8 millones de euros y el plazo de ejecución es de 20 meses. La compañía se ha comprometido a destinar 500.000 euros en concepto de mejoras.

El futuro edificio será de planta baja y dos más, con una parte de sótano. Tendrá forma de U y la previsión es que genere un espacio libre exterior, como una plaza, abierta hacia la calle de Les Escoles, donde estará el acceso principal. Tendrá una superficie construida de 1.800 metros cuadrados. Los medios de comunicación municipales ocuparán parte de la planta baja y de la primera; el Casal de Joves, el resto de la primera, y el Casal d’Entitats tendrá cinco locales independientes en la segunda. Se habilitarán espacios de uso general, como una sala polivalente, una sala taller y un aula de ensayo, y, en el sótano, almacenes y un espacio para las instalaciones. El consistorio también destaca la eficiencia energética del futuro equipamiento.

La Administración General del Estado adjudicó en 1955 la construcción del edificio para uso escolar. Entre 1957 y 1982 (cuando se inauguró la nueva escuela para responder al incremento de alumnado) fue destinado a uso escolar.

Primero constaba de una única planta, pero en los años setenta se amplió y pasó a dos para, posteriormente, ampliarse a tres. Además, es una construcción que no se ha catalogado como Bé Cultural d’Interès Local o Nacional en ningún planeamiento urbanístico municipal ni en el nuevo POUM, que se aprobó 2014. A pesar de ello, hay quien se mostró contrario al derribo, considerando que se trataba de un espacio emblemático.

En 2012, el consistorio recibió la autorización de los Serveis Territorials d’Ensenyament para desafectar el edificio del uso escolar y pudo recuperar la plena titularidad del inmueble que había cedido en uso a la Generalitat años atrás. Fue con el argumento de que ya había dejado de cumplir su función inicial.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También