Entrar, dormir y robar en un piso de Altafulla

Dos de los cuatro supuestos ladrones fueron detenidos el lunes por la mañana en la calle Vinyet, cerca de la estación, tras verse sorprendidos por Mossos cuando se marchaban del piso con un televisor y aparatos electrónicos

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Google

FOTO: Google

Dos jóvenes de 18 años y con residencia en Tarragona terminaron detenidos por Mossos d'Esquadra este lunes a media mañana en la calle Vinyet de Altafulla (Tarragonès), cerca de la estación de tren. Los otros dos compinches lograron escapar de la persecución iniciada poco antes.

La historia de esta detención, que terminó con el botín recuperado (un televisor y algunos electrodomésticos dentro de una bolsa) empezó a gestarse el domingo por la noche. 

Cuatro jóvenes entraron en un piso de la Via Augusta. Nadie sabe si lo hicieron escalando la fachada o por la puerta principal. Lo cierto es que el ruido alertó al vecindario, que les extrañó la presencia de esos jóvenes.

El mismo vecindario intentó localizar a los propietarios y pidió ayuda para ello a la Policía Local de Altafulla. Las gestiones fueron infructuosas. 

Una vecina ofreció su coche para poder dar alcance a los delincuentes

Los jóvenes aprovecharon la noche para desvalijar la casa, pero en lugar de marcharse durante la madrugada se confiaron y se quedaron en el piso hasta la mañana del lunes cuando bajaron por la fachada con un televisor y una bolsa con electrodomésticos robados.

Durante la bajada fueron avistados por dos agentes de los Mossos d'Esquadra fuera de servicio, que se identificaron y les dieron el alta. Los jóvenes dejaron el televisor en una terraza de un piso inferior y se desprendieron de la bolsa de los electrodomésticos mientras huían a la carrera.

La velocidad de los cuatro era superior a los dos agentes, que tuvieron un golpe de suerte. Una vecina que presenciaba la persecución ofreció su coche para seguir a los ladrones y la ventaja de los delincuentes quedó en nada en la calle Vinyet, cuando los agentes de paisano dieron caza a los dos sujetos y pidieron refuerzos para proceder a la detención.

La propietaria, que el lunes sí estaba localizable y se desplazó a Altafulla, reconoció los objetos sustraidos, confirmando que el robo con fuerza se había consumado y que las detenciones de los dos tarraconenses eran por ser autores de un presunto robo con fuerza. Los otros dos compinches lograron huir.

Temas

Comentarios

Lea También