Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Escuelas e institutos de El Vendrell sufren los ataques del vandalismo

Unos desconocidos saltan al colegio Angels Garriga para sacar la carroza de la fiesta de la bicicleta y destrozarla en la calle
Whatsapp
La carroza fue sacada del centro y destrozada en la calle.  Foto: AMPA A.Garriga

La carroza fue sacada del centro y destrozada en la calle. Foto: AMPA A.Garriga

Los reiterados actos vandálicos en colegios de la zona escolar de El Vendrell y la práctica de botellón por parte de jóvenes en el aparcamiento y plaza donde se concentran las escuelas e institutos, genera alarma. Las direcciones de los centros, las asociaciones de padres y los vecinos próximos a la zona escolar reclaman un incremento de vigilancia por parte de la Policía Local.

Un acto vandálico del pasado domingo ha desatado las alarmas. La carroza que montó la asociación de padres de la escuela Àngels Garriga para la fiesta de la bicicleta del pasado domingo y que estaba dentro del centro, apareció totalmente destrozada en el exterior del colegio.

La asociación de padres ha denunciado la situación y señala que desde hace semanas la zona escolar es objeto de actos vandálicos, además de que hay concentraciones para practicar botellón e incluso algunos jóvenes convierten el aparcamiento en un lugar para derrapar con vehículos.

Más patrullas

El propio concejal de Gobernación de El Vendrell Rafel Gosálvez reconoce que hace días se había denunciado la presencia de personas en el interior de la escuela cuando ésta estaba cerrada durante el fin de semana. En este sentido los vecinos reclaman que la Policía Local realice patrullas por la zona.

Con la finalización de las clases y la ausencia de una actividad diaria, las asociaciones de padres de los colegios e institutos temen que por una falta de vigilancia la zona escolar se convierta en un punto de conflictividad y los colegios sean objeto de actos vandálicos.

De hecho para destrozar la carroza de la fiesta de la bicicleta, los autores del acto vandálico tuvieron que saltar al patio de la escuela Àngels Garriga, donde estaba la estructura en forma de furgoneta, y levantarla a pulso sobre la valla del centro para una vez en la calle romperla. La carroza apareció en el patio del instituto.

En declaraciones del concejal de Gobernación, el Ayuntamiento estudiará aumentar las patrullas de vigilancia en la zona durante los fines de semana. En todo caso la práctica del botellón está prohibida en la vía pública según la ordenanza de convivencia ciudadana. Los padres denuncian que se practica en la plaza y en el aparcamiento de la zona escolar.

Vandalismo gratuito

La asociación de padres del centro lamenta que el esfuerzo realizado por los alumnos y familias haya sido objeto de destrozos gratuitos ya que los autores de los daños no se han llevado ni bicicletas ni piezas. Según recuerdan, semanas antes de la fiesta ya encontraron la implicación de alumnos y familias para montar una carroza en forma de furgoneta hippie.

La situación no es nueva y en los últimos días ya se había denunciado que algunas personas accedían al interior de los recintos escolares cuando estaban cerrados durante el fin de semana.

De hecho, la asociación de padres del centro explica en su Facebook que «como cada semana nuestra escuela ha padecido nuevos actos vandálicos y esta vez ha tocado destrizar el trabajo del Ampa». Según explican, pretendían aprovechar la estructura para la carroza del próximo año, pero tal y como ha quedado es imposible.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También