Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Esperan que Fomento libere la AP-7 entre El Vendrell y Torredembarra

Las intenciones del Ministerio de Fomento para congelar los peajes de titularidad estatal en 2015 hace temer a los municipios del Baix Penedès y Tarragonès que se olvide su protesta
Whatsapp
La N-340 por la demarcación es una de las carreteras más saturadas del Estado. Foto: P. Ferré

La N-340 por la demarcación es una de las carreteras más saturadas del Estado. Foto: P. Ferré

El Ministerio de Fomento apunta a la previsión de que el precio medio de los peajes de las autopistas dependientes del Estado no subirán en 2015. Será la primera congelación desde hace cinco años. Este año los peajes tuvieron un incremento medio del 1,8%.

Sin embargo, el anuncio genera recelo en las localidades de la demarcación que han pedido la gratuidad de la AP-7, de titularidad estatal, entre El Vendrell y Torredembarra. El Vendrell, Creixell o Roda temen que la congelación pueda dificultar la reclamación planteada, como explica el presidente del Consell Comarcal del Baix Penedès y alcalde de Calafell, Joan Olivella.

 

Un agravio

Los municipios piden la gratuidad de la AP-7 entre El Vendrell y Torredembarra mientras la autovía no cubra ese tramo. Precisamente la gratuidad existente de Torredembarra a Tarragona fue por las obras de la autovía, pero esa vía ya es operativa hace años y además sigue la gratuidad de la autopista.

Es difícil que a medio plazo pueda realizarse la autovía y los municipios que deben sufrir la carretera N-340 reclaman más seguridad para sus vecinos y que tengan mayor agilidad en sus desplazamientos en lugar de tener que ir por una saturada y peligrosa carretera. «De lo contrario supone un agravio», critica Olivella.

Los alcaldes tuvieron una reunión con la Generalitat, pero seguirán con las movilizaciones. En todo caso, el titular de la autopista es el gobierno central, que de momento sólo ha manifestado la intención de congelar los peajes.

«La solución es sacar, como mínimo, el tráfico pesado de la N-340 y liberar los peajes, al menos, para estos vehículos. También debe actuarse en verano, que es la época más conflictiva», como señala el alcalde de Roda, Pere Compte, una de las localidades afectadas.

Sin embargo, desde la plataforma ciudadana de Cunit que reclama la eliminación de los peajes dudan de que con sólo sacar los camiones de la N-340 se logre mayor agilidad. «Es una vía saturada e insegura. Lo sensato por barato y sin impacto ambiental es liberar la autopista de peajes». La plataforma recuerda que espera la liberalización del peaje de la C-32.

De hecho, en el Baix Penedès la petición que realizaron las plataformas vecinales es que la autopista AP-7 hiciese las veces de autovía, lo que evitaría gastar dinero en nuevas infraestructuras y nuevos impactosambientales sobre el territorio, pero el Ministerio optó por otro trazado sin fecha de inicio.

 

Ni un euro

Considera el alcalde de Roda que «las administraciones, aquí, no se gastan ni un euro. Y muchos hemos de soportar el tráfico excesivo por el interior de las poblaciones, destrozan el municipio y no recibimos compensación económica. Nos tienen abandonados», lamenta Compte.

Critican los alcaldes de los municipios afectados que ni siquiera se llevan a cabo trabajos de mantenimiento. «Es un agravio comparativo, porque hay zonas que no están como nosotros». La Generalitat les mostró su apoyo, pero es una competencia, principalmente, del Ministerio de Fomento.

El alcalde de Creixell, Jordi Llopart, ha lamentado en reiteradas ocasiones que «esto nos origina un problema, porque se dañan los caminos y no podemos asumir el coste».

También el alcalde de El Vendrell, Martí Carnicer, ha repetido hasta la saciedad la necesidad de la gratuidad de la autopista hacia Tarragona. Por seguridad y agilidad del tráfico y también para mejorar las conexiones entre la capital de la demarcación y el Baix Penedès.

En este sentido, el teniente de alcalde de El Vendrell, Benet Jané (CiU), ha recordado reiteradamente el potencial turístico, económico y de población que tiene la comarca y que los lobby económicos de Tarragona no deberían ningunear, por lo que la autovía o la gratuidad de la autopista deben ser prioridades.

El alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso, ha mostrado su indignación porque «es inútil gastar más dinero en carreteras cuando hay algunas que se están muriendo de hambre». Alonso defiende la gratuidad de la autopista, pero hasta Barcelona.

Consells Comarcals del Tarragonès y del Baix Penedès van unidos. Pero los meses pasan mientras el gobierno toma medidas en otras partes del Estado. Y la congelación es porque las concesionarias esperan cerrar el ejercio con un aumento de tráfico del 2%, el primer incremento desde la crisis.

Fomento también pretende establecer las horas valle, para lo que debe llegar a acuerdos con las concesionarias. En estas horas de menor afluencia de tránsito podrían aplicar descuentos.El objetivo de esas horas es optimizarla red y quedará fijado en un mapa con los puntos donde aplicarse.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También