Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Esperemos que Felipe VI sea diferente a Felipe IV, que masacró a la población"

Las crónicas de la época señalan que «al amanecer aparecieron colgados de las almenas de la plaza y con ellos sus enseñas militares y políticas, para que la pena no actuase solo en las personas sino que se extendiese a las dignidades»

José M. Baselga

Whatsapp
La alcaldesa Camí Mendoza con el juez Santiago Vidal en al acto del Setge de 1640.  Foto: JMB

La alcaldesa Camí Mendoza con el juez Santiago Vidal en al acto del Setge de 1640. Foto: JMB

El acto conmemora la resistencia de los vecinos de Cambrils en 1640. El 12 de diciembre de aquel año las tropas de Felipe IV rodearon la ciudad y la sometieron a un brutal acoso capitaneado por el general Marqués de los Vélez.

Cambrils estaba amurallada y en el interior de los muros se refugiaron hombres, mujeres y niños sin más armas que algunas escopetas y sin comida. También quedaron a resguardo de las murallas algunas de las tropas que defendían las libertades de Catalunya.


Cañonazos
El asedio fue tal que no quedó otro remedio que rendirse. No sólo era la falta de alimento. También los continuos cañonazos que lanzaba el ejército de Felipe IV minaban la moral de los resistentes. Un cañonazo contra el convento de Mare de Déu de la Gracia fue el definitivo. Aislados y sin poder recibir ayuda del exterior, la opción de la rendición era la única.

Las tropas de Felipe IV garantizaron que no habría represalias y con esa promesa se aceptó la capitulación. Vecinos y defensores de Cambrils, confiados, fueron masacrados. Unos 700 hombres murieron degollados. Los jefes militares de la resistencia, el alcalde y diversos consejeros fueron ejecutados.

Las crónicas de la época señalan que «al amanecer aparecieron colgados de las almenas de la plaza y con ellos sus enseñas militares y políticas, para que la pena no actuase solo en las personas sino que se extendiese a las dignidades».


‘Violencia judicial’
El juez Santiago Vidal igualó esa fecha de 1640 a la de 1714 y a la de 1939 como «ejemplos de la barbarie de los ejércitos y de las monarquías de esas épocas. «Esperemos que el Rey Felipe VI sea diferente».

Vidal destacó que hoy en Europa no es concebible la violencia militar, pero que existe «otro tipo de violencia que es la judicial» y destacó que esa es la que emplean algunos «ante la imposibilidad de emplear la bélica como querrían». El juez señaló que «hay un ejército que está muy bien preparado y que es el Tribunal Constitucional», pero que «no hay ninguna fuerza militar o judicial que pueda estar en contra de la gente». Para Vidal «si Felipe VI no respeta la voluntad de los catalanes perderá una parte de sus dominios».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También