Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Estuve 15 minutos muerto"

La Policía Local celebró su fiesta patronal. Uno de los momentos más emotivos fue el discurso de Fernando González, un hombre que ha vuelto a la vida gracias a la ayuda de tres agentes y de una monitora de pádel

Jordi Cabré

Whatsapp
Los agentes Joan C. Adell, Carlos López y Joaquim Remacha con Fernando González y su esposa.  Foto: aj. cambrils

Los agentes Joan C. Adell, Carlos López y Joaquim Remacha con Fernando González y su esposa. Foto: aj. cambrils

Raquel Lozano, la presentadora de la festividad de la Policía Local de Cambrils, pidió a los agentes Joan Carles Adell, Carlos López y Joaquim Remacha que no volvieran a sus asientos tras recibir el merecido reconocimiento oficial por ayudar a salvar la vida a una persona que había sufrido un infarto el pasado 3 de febrero. Raquel explicó que la persona que había sufrido el ataque al corazón y que se había recuperado de ello quería agradecer públicamente la labor de los tres agentes y la monitora de pádel, Raquel Adán, que ayer no pudo asistir a la gala de la Policía.

Fernando González se levantó de su asiento y fue ovacionado hasta su llegada al atril. Agradeció los aplausos y con un esfuerzo sobrehumano para contener su emoción quiso decir unas palabras. Antes, pero, ya se había fundido en tres abrazos sinceros con cada uno de los agentes y sus ojos se humedecían sin poder controlar las lágrimas.

Fernando admitió que ayer era un «día emocionante» y que sus limitaciones con el catalán le impedían agradecer públicamente a los agentes en este idioma, aunque admitió que le hubiera gustado hacerlo. A nadie le importó en qué lengua se expresó.

Fernando explicó que el pasado 3 de febrero sufrió un infarto. Él estaba en una de las pistas del club Set Cambrils cuando se desplomó y todo el mundo que lo rodeaba quedó en estado de shock. Fue Raquel Adán, una de las trabajadoras del club, junto a los tres agentes de la Policía Local, quienes empezaron a reanimar a este hombre de 60 años mientras esperaban la llegada de una ambulancia medicalizada del SEM.

«Me han dicho que estuve 15 minutos muerto y he pasado unos cuantos días en coma en el hospital Joan XXIII. Pero después de ocho meses me he recuperado y no quería perder la oportunidad en la celebración de la fiesta de la Policía Local de Cambrils para agradecer la ayuda recibida en ese momento», explicó con la emoción a flor de piel.

Fernando explicó que durante su convalecencia, los tres agentes de la Policía Local cambrilense se preocuparon por su estado de salud y además de las llamadas a su esposa, lo visitaron en el hospital para ver cómo superaba ese infarto. La dolencia cardíaca de Fernando ha terminado cuajando una gran amistad con los agentes, que ayer se abrazaron en diferentes ocasiones para recordar aquel momento de pánico y tensión del ya lejano día 3 de febrero.

Pero las emociones del día no sólo se centraron en Fernando González. También hubo un reconocimiento póstumo a Alberto Macías, el agente de la Policía Local de Salou que perdió la vida en acto de servicio en agosto. Alberto, antes de ingresar en el cuerpo de seguridad de Salou, había estado de interino en Cambrils durante año y medio y fue uno de los homenajeados de la jornada. El inspector jefe de la Policía Local de Salou, José Luis Gargallo, recogió el detalle que le dio el Ayuntamiento de Cambrils. El minuto de silencio y la tronadora ovación evidenciaron que todos querían a Alberto.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También