Más de Costa

Expropiaciones en El Vendrell y L'Arboç para colocar pantallas sonoras en las vías

Adif ya avisó que había un periodo de alegaciones, pero sólo unos pocos las presentaron en plazo

José M. Baselga

Whatsapp
Un tren a su paso por Calafell, donde también habrá pantallas.

Un tren a su paso por Calafell, donde también habrá pantallas.

Propietarios de parcelas de El Vendrell y L’Arboç han comenzado a recibir notificaciones de expropiaciones de parte de sus parcelas de manera definitiva o por servitud de paso o temporal, por el proyecto de construcción de protecciones acústicas en las vías del tren. Muchos de los terrenos afectados son de dominio público.

La intervención del gestor de infraestructuras ferroviarias Adif es para colocar pantallas y elementos que minimicen el impacto sonoro de los trenes, esgrimiendo la Ley de Protección contra la Contaminación Acústica a la que obliga Europa.

Además de El Vendrell y L’Arboç también se han recibido notificaciones en Cubelles, Sitges, Vilanova y otras 30 localidades en las fases 1 y 2 de la instalación de pantallas entre la zona Este de Barcelona y Tarragona. También llegará a otras localidades como Calafell y Cunit.

Un tren a su paso por El Vendrell.

Algunas de las expropiaciones son temporales y de servitud de paso, pero otras son definitivas que afectan a parcelas de propiedad municipal, por lo tanto de dominio público y también hay privadas e incluso de entidades.

Los municipios lamentan que el anuncio del inicio de expropiaciones se haya hecho en agosto. Sin embargo también es cierto que muchos ayuntamientos no presentaron alegaciones en el plazo habilitado para plantear los recursos. Ahora se estaría fuera de plazo y está por ver si se alarga el periodo. Pero también hay localidades que protestaron contra el proyecto y no se les ha contestado.

El Ayuntamiento de L’Arboç explica tener noticia de las expropiaciones y que el tema «está en estudio del departamento de servicios jurídicos del Ayuntamiento». Por su parte el alcalde de El Vendrell, Kenneth Martínez, explica que el consistorio «está preparando alegaciones a las pantallas».

Penedès Marítim

En Calafell, el alcalde Ramon Ferré señala solidarizarse con el resto de municipios «pidiendo pantallas más transparentes y con menor impacto». Calafell ya dijo que se oponía a crear un muro de Berlín en el municipio.

El alcalde de Cunit, Jaume Casañas, explica que de momento no han recibido notificaciones. Añade que en los próximos días habrá una reunión con los municipios que forman parte del Penedès Marítim para coordinar una respuesta común. Sin embargo parece difícil una acción conjunta más allá de que el impacto sea el menor, ya que el tipo de pantalla sonora puede ser diferente en cada zona según la orografía, espacio y si es trama urbana o no.

¿Y los trenes?

El objetivo es reducir el impacto sonoro de los trenes. Una de las medidas es la de colocar muros de entre tres y seis metros de alto, pero también pueden ser pantallas de metacrilato e incluso vegetales en función de cada tramo.

En la zona, municipios como Vilanova o Sitges se oponen a las pantallas. Piden más tiempo de exposición pública y también más información del proyecto en cada tramo. Reclaman que como alternativa se minimice el ruido en el foco emisor que son los trenes y los raíles para reducir el impacto sonoro y con ello evitar colocar muros y barreras que afectará alas conexiones de las ciudades y a os vecinos.

Temas

Comentarios

Lea También