Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fallece uno de los dos heridos por un arbol caído durante el Cós Blanc

Ana María Sánchez murió el día 23 de junio y su marido Gregorio sigue ingresado en el Institut  Guttmann de Badalona. El abogado de la familia achaca su muerte al accidente del 5 de febrero 

Jordi Cabré

Whatsapp
Personal del SEM atendiendo a Ana María poco después de recibir el impacto del chopo. Foto: J. Rubi/cedida

Personal del SEM atendiendo a Ana María poco después de recibir el impacto del chopo. Foto: J. Rubi/cedida

Ana María Sánchez falleció la víspera de Sant Joan. «Sin duda, a consecuencia de las heridas sufridas en Salou en la tarde del 5 de febrero», explica Francesc Lara, abogado de esta familia natural de Terrassa. Su marido, Gregorio, está ingresado en el Institut Guttmann, en Badalona, y podría seguir su lenta y compleja rehabilitación en su ciudad natal dentro de unas semanas.

Esta es la historia triste de este matrimonio sexagenario que en la tarde del domingo ventoso de febrero les cayó encima un joven chopo de unos 10 metros de altura del Parc Manel Albinyana. La pareja se dirigía a la carpa de la fiesta mayor, situada dentro de este pulmón verde, cuando el ejemplar se derrumbó en la acera del paseo.

La tragedia de este matrimonio volvió a ser noticia este miércoles, cuando el Diari se hizo eco de que un decreto municipal firmado el pasado 14 de julio en Salou desestimaba la reclamación de responsabilidad patrimonial de esta familia argumentando jurídicamente que fue un caso de fuerza mayor lo ocurrido esa tarde en el paseo 30 d’Octubre y por tanto eximía al Ayuntamiento de cualquier implicación en la caída del árbol.

Los fundamentos de derecho esgrimidos en el decreto de Salou basan la desestimación en la fuerza del viento registrada en tres estaciones meteorológicas  para avalar que fue desproporcionada y también recurre en la jurisprudencia de dos sentencias de 2004 y 2010 para desestimar la petición de la familia.

El árbol que cayó ese día. Al fondo, la carpa de la fiesta. Foto: Pere Fferré/DT

El abogado Francesc Lara se ha mostrado decepcionado por la actitud del Ayuntamiento al conocer la noticia, «porque a fecha de hoy no hemos tenido más información del decreto de lo que hemos leído». El letrado de Sabadell explica que acompañó a Salou a la hija del matrimonio egarense el día 1 de marzo para introducir en el registro la reclamación patrimonial. Y que durante la estancia en el consistorio «no tuvimos éxito en ser recibidos por el concejal o el alcalde», aunque sí expresan gratitud al personal del Ayuntamiento por el trato recibido ese día.

Francesc Lara rechaza los argumentos del decreto municipal y recuerda que el «Consorcio de Compensación de Seguros en su nota de prensa del 30 de mayo exluye el término municipal de Salou como municipio afectado entre los días 1 y 8 de febrero por una tempestad ciclónica atípica». Por tanto, según el abogado, la causa de fuerza mayor no estaría justificada.

Sin cifra

Hasta ahora, la reclamación no cifraba ninguna indemnización económica a la espera de la rehabilitación del matrimonio. Sin embargo, tras conocer el decreto desestimatorio y el fallecimiento de Ana María han cambiado las cosas. La familia afirma que irá al contencioso administrativo si la posición del Ayuntamiento es inamovible.

Temas

Comentarios

Lea También