Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fiesta en Cambrils para reivindicar una educación digna

Padres, profesores y políticos se unen para pedir que el Departament d’Ensenyament rebaje el número de alumnos por aula

Cristina Sierra

Whatsapp
Los niños y niñas disfrutaron de diferentes talleres que se hicieron en la plaza de la iglesia de Sant Pere.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los niños y niñas disfrutaron de diferentes talleres que se hicieron en la plaza de la iglesia de Sant Pere. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Cada sábado por la tarde, los miembros de l’Agrupament Escolta Gent de Mar realizan diferentes actividades en la plaza de la iglesia de Sant Pere de Cambrils.

Pero ayer, los niños, niñas y monitores tuvieron que compartir el espacio, que se convirtió en una gran fiesta infantil para reivindicar una educación de más calidad para los alumnos cambrilenses. 

La Taula pel Suport a l’Educació de Cambrils, el Consell Escolar Municipal, las Ampas de los centros educativos, la FaPaC (Federació d’Associacions de Pares d’Alumnes de Catalunya) y la UsTeC (Unió dels Treballadors d’Ensenyament de Catalunya) impulsaron la fiesta Ratio 20. El evento tenía el objetivo de recoger firmas para conseguir que el Departament d’Ensenyament de la Generalitat rebaje el número de alumnos por aula de 25 a 20.

Esta iniciativa surge de los recortes que han sufrido dos de las escuelas públicas del municipio. El año pasado, el Marinada y el Joan Ardèvol perdieron una línea de P3 y ahora se está luchando para que puedan recuperar las clases el curso 2018-219 y mantener las 15 líneas educativas que se ofrecen en la localidad. 

«En los servicios territoriales nos dijeron que dejáramos de hacer cosas porque ellos no pueden hacer nada, que están atados por el artículo 155». Gorka Martín

Por ello, ayer se celebró este acto en el que decenas de personas se mostraron a favor de disminuir la ratio y los niños pudieron participar en diferentes talleres, como el de pintura y el de los Xiquets de Cambrils, que les enseñaron cómo hacer pilares y mantener el equilibrio.  También estuvieron presentes algunos concejales del consistorio, dando así apoyo a la iniciativa.

El evento se organizó justo dos días después de una reunión con la Directora dels Serveis Territorials d’Ensenyament y en la que precisamente no obtuvieron una respuesta positiva, ya que la decisión de la administración de no retomar las dos clases de los centros cambrilenses ya estaba más que tomada.

En el encuentro estuvieron presentes la alcaldesa y el concejal de Educación del municipio y miembros del Consell Escolar y de las diferentes entidades.

Gorka Martín, miembro de la Taula pel Suport a l’Educació, explicó al Diari que se les trasladó que no podían actuar porque estaban «atados» por el artículo 155.

«Nos dejaron hablar y exponer nuestra petición de reducir la ratio pero nos dijeron que dejáramos de hacer cosas porque ellos ya no podían hacer nada, que dependía de las administraciones de más arriba. Se justificaron diciendo que la ratio de profesor por alumno estaba muy bien dotado y que era suficiente».

Según el representante, en la reunión se pidió recuperar la hora lectiva que se recortó en su momento pero no han cumplido con el compromiso adquirido. «No buscan una calidad educativa, buscan un presupuesto que se ajuste», aseguró.

Martín apuntó que se pidió que el consistorio cambrilense pueda tomar medidas para una correcta distribución del alumnado y conseguir unas matrículas equilibradas para eliminar las diferencias entre los centros. La comunidad educativa se está planteando crear una plataforma junto a otros municipios afectados como Reus y Vila-seca para pedir que la ratio se fije en 20 alumnos. 

Por su parte Alejandro García, el concejal de Educación, lamentó que no haya un gobierno catalán para poder negociar y explicó que se presentará como moción en el pleno el manifiesto a favor de mantener las 15 líneas educativas para poder presentarlo al Departament.

«El Joan Ardèvol y la Marinada tienen más profesores por alumno, están mejor atendidos que los de los centros que tienen dos líneas. Ahora toca trabajar de cara al futuro y confiar en poder recuperar las clases perdidas».

Comentarios

Lea También