Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fijan para diciembre el juicio por las grietas de una vivienda del Pòsit

Los afectados están 'hartos' de que les den largas. Mientras esperan a que la justicia se pronuncie, piden una intervención provisional
Whatsapp
Esteve Llaveria, mostrando las grietas que desde hace años están en casa de su padre. Foto: CEDIDA

Esteve Llaveria, mostrando las grietas que desde hace años están en casa de su padre. Foto: CEDIDA

El litigio por las grietas de las viviendas del entorno de la plaza del Pòsit de Cambrils empieza a desencallarse. El juez ha fijado para principios de diciembre el juicio por el caso de la familia de Josep Llaveria. Tiene 89 años, y desde hace tiempo vive en una casa llena de grietas ubicada en la calle del Carme, que se inunda cada vez que hay un episodio de fuertes lluvias. Otros casos similares al de Llaveria están en diligencias previas.

Todo empezó en verano de 2011, cuando aparecieron las primeras grietas en varias viviendas del entorno de la plaza. Fue durante la construcción del parking subterráneo. Los vecinos empezaron a reclamar soluciones a la constructora, los promotores y las distintas empresas vinculadas a la obra. Algunos, se movilizaron individualmente. Otros, se unieron y lo llevaron ante la justicia. Pero el litigio sigue abierto, las grietas crecen y nadie les da soluciones. Josep Llaveria vive desde hace años, con su esposa, en un piso repleto de grietas. Su hijo, Esteve, está cansado de luchar. A finales de 2014 se hicieron eco de su situación tras un intenso episodio de lluvias. Les prometieron soluciones. Pero siguen igual. «Sabemos que el tema está en manos de la justicia y que es un procedimiento muy lento. Pero desde el Ayuntamiento nos dijeron que harían una intervención de urgencia en el tejado y no han hecho nada. Estoy cansado y enojado», lamenta Esteve. Ahora, ya con fecha para el juicio -será los días 1, 2 y 3 de diciembre-, parece que el fin del problema se acerca. Pero siguen reclamando las medidas de urgencia que les prometieron, mientras se aclara quién fue el responsable de lo ocurrido.

Llaveria tenía contacto directo con el entonces concejal de Urbanisme, David Chatelain. «El 25 de marzo me dijeron que ya había presupuesto para la obra y que la programarían lo antes posible. Pero seguimos esperando, ha cambiado el gobierno y no tenemos noticias de nada», insiste, asegurando que ahora tendrán que iniciar de nuevo las conversaciones, mientras los años siguen pasando. «Estoy enfadado y nos sentimos discriminados. Nos hicieron unas promesas, y quedaron en nada», apunta Llaveria, insistiendo en que Josep Llaveria y su esposa han tenido que soportar fuertes episodios de inundaciones.

Aunque los vecinos piden al consistorio que interceda en su caso, el responsable final sería la anterior promotora o la constructora que llevaba las obras. Los afectados son conscientes de ello, aunque reclaman ayuda a la administración local.

Sin seguro

Esteve insistió en que en el momento en que se iniciaron las obras, la empresa promotora, la Confraria de Pescadors, no tenía seguro. «Posteriormente, en febrero de 2012, lo dieron de alta. Pero si se hubiera producido alguna desgracia, ¿quién se habría hecho responsable de ella?», se preguntaba, preocupado. El informe que muestra el estado de cuentas de la cofradía reconoce el error de no disponer de póliza pero no aclara si el seguro podría cubrirlo. Es solo una de las cuestiones que han quedado en el aire y que deberá aclararse en los próximos meses.

Mientras, el nuevo Pòsit sigue avanzando. La plaza cambió de etapa, y ahora, en manos de la empresa promotora Tidex i Associats, la construcción de un futuro hotel de cuatro estrellas superior ya es una realidad. La compañía ha iniciado un protocolo de grietas para conocer el estado actual en el que se encuentran las viviendas de la zona antes de iniciar las obras. Consiguió la licencia en junio, ahora trabaja en la estructura y la idea es que empiece a construirse después del verano.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También