Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fomento estudiará levantar el peaje de la AP-7 de forma puntual

Otra de las medidas que contempla es prohibir el paso de camiones por la N-340 entre Torredembarra y El Vendrell
Whatsapp
Los alcaldes del Pacte de Berà que acudieron a la reunión con el secretario de infraestructuras.  Foto: DT

Los alcaldes del Pacte de Berà que acudieron a la reunión con el secretario de infraestructuras. Foto: DT

Los alcaldes que forman el Pacte de Berà para reclamar soluciones a la saturación y peligrosidad de la N-340 entre El Vendrell y Torredembarra salieron ayer sin respuestas concretas de una reunión en Madrid con el secretario general de infraestructuras Manuel Niño.

Fèlix Alonso, alcalde de Altafulla, explica que Niño ha reconocido que la N-340 «es el conflicto número 1 de las carreteras españolas por volumen de tránsito y accidentalidad». En respuesta a esa conclusión los alcaldes del Pacte de Berà destacan que entonces se trata de «una solución de prioridades políticas».

Los alcaldes mantienen que la única alternativa rápida y viable es que la autopista AP-7 sea gratuita en el tramo. Pero conscientes de la dificultad de conseguir la gratuidad permanente, al menos piden que en determinados momentos de saturación de la N-340 la autopista sea una opción.

 

Negociar con Abertis

Esta posibilidad ha sido recogida por el Ministerio que sin embargo debe negociarlo con la concesionaria Abertis, que tiene la concesión de la autopista hasta el año 2021. Otra acción que contempla el Ministerio es hacer pasar a los camiones por la autopista y prohibirles ir por la N-340 como ya impuso en la Nacional II entre Maçanet de la Selva y la Jonquera en Girona, donde los camiones deben ir por la autopista con un descuento del 50%.

En esa zona la experiencia ha dado resultado para descongestionar la carretera, pero los alcaldes del Pacte creen que el Ministerio no la aplicaría en la zona antes de enero de 2016 para evitar un encontronazo con la patronal del transporte a las puertas de unas elecciones generales.

No obstante los alcaldes recuerdan que el principal problema de la N-340 no son los camiones sino las miles de circulaciones diarias de turismos y que se multiplican durante los periodos vacacionales.

 

Estudiar bonificaciones

Niño se habría comprometido ante los alcaldes a estudiar con la concesionaria de la AP-7 Abertis, el implantar bonificaciones en los peajes también para los turismos, aunque no se ha precisado en qué circunstancias.

La alternativa de desdoblar la N-340 como tiene proyectado el Ministerio de Fomento desde hace años no es posible antes de una década por su coste y por el rechazo en el territorio a causa del impacto que tendría. Los alcaldes consideran que llegada la construcción de una nueva infraestructura la solución pasaría por trazarla en las zonas de afectación junto a la autopista para reducir costes e impacto ambiental. En cambio las necesidades de solucionar los problemas de la saturación de la carretera son actuales.

Los municipios afectados por la N-340 habían convocado una acción reivindicativa que suspendieron al recibir cita para la reunión con el secretario de infraestructuras. Ante la falta de concreción los responsables municipales volverán a encontrarse para estudiar la viabilidad de la acción reivindicativa que debía de celebrarse en julio. Ahora consideran que el calendario para la protesta en las próximas semanas no es el mejor.

 

Decena de pueblos

El Pacte de Berà lo firmaron El Vendrell, Altafulla, Torredembarra, Roda de Berà, Calafell, Cunit, Creixell, Bellvei, L’Arboç y Castellet además del Consell Comarcal del Baix Penedès para reclamar una solución a la saturación y peligrosidad de la N-340.

Los representantes de estos municipios denuncian como los vecinos sufren el paso de miles de vehículos y que además las calles de las urbanizaciones son vías alternativas para los que buscan evitar las caravanas de la carretera, con el peligro que conlleva.

En la reunión celebrada ayer el secretario de infraestructuras reiteró que las obras de duplicación de la N-340 entre La Mora y la Pobla de Montornès estarán en los presupuestos y comenzarán en 2016. Sin embargo esa actuación no soluciona los problemas actuales de la N-340, según los alcaldes, a no ser que en este punto se canalice la circulación a la autopista AP-7 y que sea gratuita.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También