Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Funcionarios de Vila-seca denuncian al interventor por acoso laboral

Se han recogido más de una treintena de casos, aunque este factor no tendría nada que ver con el expediente abierto y la suspensión temporal de sus funciones en el Ayuntamiento

Jordi Cabré

Whatsapp
Las discrepancias entre el equipo de gobierno y el interventor habían marcado los últimos plenos municipales de Vila-seca.  FOTO: DT

Las discrepancias entre el equipo de gobierno y el interventor habían marcado los últimos plenos municipales de Vila-seca. FOTO: DT

El interventor de Vila-seca, suspendido temporalmente de sus funciones tras la apertura de un expediente disciplinario por parte de la Direcció General d'Administració Local de la Generalitat, ha sido desde su llegada al consistorio, en 2012, una persona de difícil trato, según los comentarios recogidos de algunos funcionarios y trabajadores del consistorio.

Su forma de trabajar habría 'chocado' con algunas de las áreas administrativas del Ayuntamiento así como el trato personal con algunos de los concejales.

Precisamente, desde su llegada en 2012 hasta este lunes día 4 cuando se le ha suspendido temporalmente de sus funciones, las relaciones internas se habrían deteriorado hasta límites sin retorno. Prueba de ello es la treintena de denuncias contra su persona por un presunto acoso laboral.

Fuentes del Ayuntamiento de Vila-seca han declinado hablar sobre cuestiones de procedimiento interno, sin desmentir que pueda haber estas denuncias. De hecho, lo que han querido subrayar es que las denuncias por supuesto acoso laboral nada tendrían que ver con el expediente disciplinario abierto por la Generalitat.

La Generalitat aparta al interventor de Vila-seca

Carlos G.L., interventor del Ayuntamiento de Vila-seca, ha dejado temporalmente sus funciones. El motivo no es otro que la apertura de un expediente disciplinario por parte de la Direcció General d'Administració Local de la Generalitat de Catalunya, órgano competente en la fiscalización del trabajo de las áreas de intervención municipales.

Carlos G.L. estuvo trabajando de interventor en el Ayuntamiento de Torredembarra entre junio de 2010 y junio de 2011. De hecho, el alcalde torrense Daniel Masagué lo apartó de sus funciones e intentó pasar por encima de su figura contratando unos servicios externos. La relación del interventor en el consistorio torrense fue a peor e incluso se le reubicó para "no molestar".

Durante este tiempo, se convocó la plaza para el Ayuntamiento de Vila-seca. El interventor se jubilaba y Carlos G.L. aprovechó la oportunidad para cambiar de aires y salir del Ayuntamiento del Baix Gaià.

A diferencia de Vila-seca, el año transcurrido en el Ayuntamiento de Torredembarra no hay constancia de denuncias contra su persona ni expedientes abiertos, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento de Torredembarra.

¿Vila-seca no tiene interventor?

Desde hoy martes, Vila-seca tiene un interventor provisional. Se trata de un funcionario de la "casa" validado para estas funciones y con el vistobueno de la Generalitat.

Este cargo eventual cesará una vez la Direcció General d'Admisnistració Pública designe un interventor provisional para el Ayuntamiento de Vila-seca. Esta persona puede ser un funcionario que ya ejerza en otro consistorio y que "eche una mano" en Vila-seca hasta la resolución del expediente disciplinario por falta grave abierto.

Seguridad informática

El mismo lunes, una vez notificado el expediente al interventor, se procedió a cerrar los ordenadores del Ayuntamiento. El mismo concejal Xavier Farriol, mano derecha del alcalde Josep Poblet, y responsable del área económica informó de la suspensión del interventor y ordenó que se apagaran los ordenadores y que los funcionarios se marcharan a casa para evitar, seguramente, cualquier manipulación,

Temas

Comentarios

Lea También