Gabriel Comes: "me gustaría que hubiera un museo de la pesca local en Torredembarra"

Entrevista. ‘Temps era Temps’ es el último recopilatorio de imágenes inéditas del mundo de la pesca en el barrio de Baix a Mar, donde el profesor universitario, nacido en L’Ametlla, ha echado raíces

Jordi Cabré

Whatsapp
Gabriel Comes ha documentado la pesca y su mundo en Torredembarra, donde ha vivido desde que era un niño.  FOTO: Pere Ferré

Gabriel Comes ha documentado la pesca y su mundo en Torredembarra, donde ha vivido desde que era un niño. FOTO: Pere Ferré

Gabriel Comes está jubilado. Hasta hace pocos años ejercía de profesor de Pedagogia en la URV, pero combinaba sus clases con un interés pasional al mar, donde su padre fue pescador y él sigue enamorado de este oficio. Comes reside en Baix a Mar de Torredembarra, donde llegó de pequeño. Se siente arraigado en este barrio marinero, pero sin dejar de lado sus raíces caleras de L’Ametlla de Mar, de donde procede.

¿Cómo llega Gabriel Comes a Torredembarra?
Por motivos laborales del padre. En los años 50 del siglo pasado, vino a pescar en estas costas porque era una zona rica en sardina y desde los 3 años que vivo en Baix a Mar, el barrio marítimo. Mi padre decidió trasladarse con la familia y aquí nos asentamos desde entonces.

Profesor universitario y no pescador como su padre.
El oficio de pescador es muy duro y aquí en Torredembarra lo viví en primera persona. Estamos hablando de una playa donde se arrastraba la barca hasta el mar con cuerdas. Hablamos de 15 toneladas de barca. Un oficio muy duro, la verdad. Y aparte, lo que a mi me gustaba desde adolescente era ser maestro. Y lo conseguí siendo profesor y pedagogo.

He escrito un total de 16 libros, la mayoría de esta temática. Pero también otros relacionados con la ciudad. El primero dedicado a Antoni Roig

Desde que se jubila hace siete años este pasado pescador lo transmite (libros) con fuerza.
Cierto. Incluso antes de jubilarme yo ya tenía algunos libros que hablaban de la pesca y de los pescadores. Mi primer libro de esta temática, en 1995, fue De proa a popa (Editorial El Mèdol). Allí recogía frases hechas de los pescadores locales. Frases que en el barrio marítimo eran comunes y en el pueblo (Torredembarra) algunos desconocían su significado. Y otro que publiqué antes de jubilarme, en 1997 fue Vara, vara! La Pesca de la sardina a Baix a Mar.

¿Libros de pesca de Torredembarra, no del oficio en general?
Así es. Son libros dedicados a Baix a Mar de Torredembarra y algún libro también está ambientado en La Cala (L’Ametlla de Mar), mi otro hogar.

¿Cuántos lleva publicados?
16, la mayoría relacionados con la pesca. Pero hay otros que hablan de otros aspectos de la ciudad. El primer libro que publiqué fue dedicado al indiano Antoni Roig y el legado que dejó en la ciudad (1992). También tengo un par del mundo del ajedrez y de otros oficios que tienen algo que ver con el patrimonio cultural torrense.

¿Del mundo marinero también habla de cocina?
De cocina ya me hubiera gustado escribir Ranxets. La cuina a Torredembarra (Cossetània Edicicions, 2008) porqué está muy bien hecho. He cogido el modelo para hacer uno parecido de la cocina calera.

Estoy trabajando en un nuevo libro sobre tipología de pesca y aparejos usados en las barcas de Torredembarra

¿Qué transmite su último libro: Temps era Temps. Baixa Mar Torredembarra?
Es una continuación de otro libro que publiqué en 2017 (Les fotos parlen. Baix a Mar. Torredembarra). Había una turista sueca que vino a veranear a Torredembarra en los años 50 del siglo pasado con su padre, que era pintor. Y ella conservaba las fotos que hicieron en esa etapa. Yo les di protagonismo. Eran fotos comprendidas entre los años 50 y 70. Hubo tal aceptación, que el libro se agotó rápido. Ello propició que me llegaran más fotos, más de un centenar, y me vi en la obligación moral de hacer este segundo libro, este que he publicado.

¿Habrá una tercera parte?
No. Creo que con los dos libros está todo documentado.

Lo que veo es que son libros enfocados en el barrio marinero, no de Torredembarra.
He vivido aquí toda mi vida y es un barrio al que quiero mucho. Continuaré hasta que pueda para recopilar y conservar el patrimonio de este lugar idílico.

Un total de 16 libros ya publicados. ¿Tiene proyectos iniciados ya sean del ámbito de la pesca u otras temáticas?
Ahora estoy trabajando en uno sobre el tipología de pesca y aparejos que se utilizaban en las barcas de Torredembarra. Con la concejala de Cultura Núria Batet estamos intentando localizar y recuperar estos aparejos en desuso para que no desaparezcan.

No fui pescador como mi padre porque vi que el oficio era muy duro. Pero aparte a mi megustaba desde muy joven ser maestro

Y con estos aperos recuperados…. ¿Qué piensan hacer?
Guardarlos y documentarlos. Quizá en el futuro pudiera haber un pequeño museo de la pesca local. Me gustaría mucho.

Pescadores o familiares que hayan vivido en primera persona deben quedar muy pocos.
Algun testimonio queda del oficio artesano, pero las nuevas generaciones ya son otra historia.

Temas

Comentarios

Lea También