Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Gafas de seguridad para volar en el Red Force de Ferrari Land

El impacto de una paloma el día del estreno de esta atracción de velocidad, el pasado 7 de abril, y que se hizo viral en las redes sociales, obligó a los responsables de PortAventura de buscar una medida de seguridad para las primeras filas

Jordi Cabré

Whatsapp
Pasajeros del Red Force con las gafas de seguridad en la primera fila

Pasajeros del Red Force con las gafas de seguridad en la primera fila Alba Mariné

Se hizo viral. Un pasajero disfruta de la sensación de velocidad en el Red Force cuando de repente una paloma impacta con él en la cara en plena subida. Por suerte, el ave había chocado con la estructura del Red Force y cuando llega a la cara el golpe ya no es tan fuerte y sólo deja un rastro de sangre del animal en una de las mejillas.

La imagen de la colisión entre pasajero y paloma corrió como la pólvora por las redes sociales durante las primeras horas de estreno de Ferrari Land. Se hicieron memes de todo tipo e incluso, ante el silencio de los responsables del parque sobre cómo se habría grabado, se sospecho de que fuera un montaje visual muy acertado para captar la atención y atraer clientes a la gran noveldad 2017 de PortAventura que empezaba a rodar.

Más allá de las risas del impacto de la paloma y el pasajero, lo cierto es que apareció un trasfondo de seguridad que debía plantearse seriamente para la nueva montaña rusa  del parque y por extensión al resto de atracciones  de velocidad de PortAventura: Dragon Khan, Shambala o Furius Baco.

Los responsables de Ferrari Land decidieron rápidamente que el impacto de la paloma del día de la inauguración podría ser un riesgo permanente durante toda la temporada para los pasajeros de los dos primeros asientos, los más expuestos.

Por esta razón, han decidido que los usuarios de la montaña rusa  que alcanza los 180 kilómetros en un santiamén se pongan gafas protectoras para evitar un susto como el del primer día. A estas velocidades, cualquier impacto puede ser incluso dañino para la salud.

Fuentes del parque temático no han querido argumentar el porqué de la medida, ni el día que se puso en marcha. Tampoco si las gafas se aplicarán en otras atracciones de velocidad de PortAventura. A fecha de ayer, el resto funcionaban como lo han hecho hasta ahora, sin gafas complementarias para evitar cualquier impacto de insecto o de algún animal más grande.

Temas

Comentarios

Lea También