Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Giro en la investigación de un crimen de 2017 en La Bisbal del Penedès

La ampliación de la franja horaria de la muerte de una mujer lleva al juez a «comenzar casi de nuevo», dice un abogado

Àngel Juanpere

Whatsapp
El cadáver fue hallado en este domicilio de la urbanización Priorat, donde residía la víctima. FOTO: Gemma Sánchez

El cadáver fue hallado en este domicilio de la urbanización Priorat, donde residía la víctima. FOTO: Gemma Sánchez

Importante giro el que ha tomado la investigación del asesinato de una mujer ocurrido en 2017 en su domicilio situado en la urbanización Priorat, en La Bisbal del Penedès. Cuando la instrucción parecía terminada, la juez ha comenzado a abrir el abanico de hipótesis –y también de sospechosos– y ha ampliado la investigación después de que el forense hubiese ampliado la franja horaria en la que ocurrió el crimen. Ello ha provocado que la Audiencia Provincial de Tarragona haya decretado libertad provisional    –previo pago de una fianza de 10.000 euros– para uno de los sospechosos, que llevaba casi un año en prisión. 

La víctima era una mujer de 63 años. Poco antes de las once de la noche del 4 de julio de 2017, su hija y su yerno regresaron al domicilio y hallaron el cadáver. El Juzgado de Instrucción número 7 de El Vendrell abrió diligencias previas. 

Finalmente, el 19 de febrero del año siguiente, agentes del Àrea d’Investigació Criminal (AIC) del Camp de Tarragona detuvieron a dos hombres. El presunto autor material sería uno que tenía 30 años y es vecino de Perafort; el otro tiene 44 años y sería el yerno de la víctima. Ambos ingresaron en prisión. 

En junio del año pasado, el inspector responsable del AIC apuntaba al Diari que la investigación estaba prácticamente cerrada y que sólo faltaba un informe para concluirla.

La autopsia
La base de este nuevo rumbo del caso es la declaración de los médicos forenses que practicaron la autopsia, que han ampliado la franja horaria en la que murió la mujer, señalándola entre las siete de la tarde y las once de la noche, con lo que el número de personas  que estuvieron por los alrededores es mucho más elevado. En este sentido, por ejemplo, entre las 19 y las 19.45 horas, la fallecida había estado con su hija y su yerno. 

El médico forense también determinó que era imposible que una sola persona hubiese podido matar a la mujer. Y ello porque  falleció por doble asfixia: una persona le tapaba las fosas respiratorias y la otra, la estrangulaba. La víctima presentaba marcas en los antebrazos, como si la hubiesen sujetado. 

El auto del juez instructor del pasado 25 de enero acordó nuevas diligencias a realizar, abriendo de esta forma el abanico de posibles sospechosos. «El juez ha iniciado casi de nuevo la investigación», apuntaba al Diari el abogado del vecino de Perafort imputado, Aitor Macías. 
El fiscal ha solicitado –y el juez lo ha concedido– información sobre las cuentas corrientes de los familiares, si tenían créditos, quién era el beneficiario del testamento de la víctima, etc. También se investigarán sus teléfonos móviles –hasta ahora se había centrado sólo en el del vecino de Perafort–. A las 21.52 horas hay mensajes que salen del teléfono de la víctima dirigidos a su hijo. 

A petición de Aitor Macías, se ha pedido que se extraiga toda la información posible del móvil de la fallecida así como ampliar el informe de los repetidores del teléfono del vecino de Perafort. 

El juez instructor, mientras solicitaba estas ocho diligencias nuevas, el 7 de enero denegaba que el vecino de Perafort pudiese salir en libertad provisional. Pero la Sección Cuarta de la Audiencia ha revocado dicha decisión. Por un lado, considera que existen indicios de su participación en el delito de homicidio o asesinato y en el de robo con violencia. Y ello en base a la declaración que hizo ante los Mossos, del cotejo de los mensajes enviados con el yerno de la víctima y del recorrido realizado con su vehículo la noche de los hechos. 

Alargar la instrucción
Pero los magistrados también han tenido en cuenta las nuevas diligencias solicitadas por el juez, por lo que la instrucción no está cerca de finalizar. Por ello, el mantenimiento de la prisión preventiva «no es idónea, necesaria y proporcional», señala el auto de la Audiencia Provincial, que decreta libertad provisional previo pago de una fianza de 10.000 euros, que ya abonó la semana pasada. Se le retiró el pasaporte, no podrá salir de la provincia de Tarragona y cada lunes se tendrá que presentar ante el juez instructor.

Temas

Comentarios