Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Guerra abierta entre Salou y Vila-seca por la celebración del festival musical Elrow

El alcalde de Vila-seca, Josep Poblet, mostró públicamente su rechazo al evento y a la fecha (15 de julio). Este mediodía Granados le ha contestado duramente: "Que se cuide de los problemas de Vila-seca y La Pineda".

Jordi Cabré

Whatsapp
Pere Granados (Salou) y Josep Poblet (Vila-seca) en una imagen de archivo en la sede del Centre Recreatiu i Turístic (CRT).

Pere Granados (Salou) y Josep Poblet (Vila-seca) en una imagen de archivo en la sede del Centre Recreatiu i Turístic (CRT).

Las buenas relaciones que se habían cultivado entre Vila-seca y Salou parece que se han hecho añicos en las última semana, aunque el distanciamento ya se estaba cociéndose a fuego lento.

La presentación oficial Elrow Friends & Family, el pasado 3 de abril, se celebró en los jardines del  Patronat de Turisme de Salou. La magnitud del evento se lo merecía: la ciudad acogería un festival electrónico de fama internacional sin precedentes.

La noticia que debía servir para presumir de capacidad de atracción de eventos de eco internacional, paralelamente abrió la caja de pandora entre ambos ciudades.

La fecha, el sábado 15 de julio, y la ubicación del certamen, en la cantera abandonada de Cap Salou, propiedad de la Autoritat Portuària de Tarragona (APT), son los dos puntos de este enfrentamiento directo.

La presentación del festival con todo lujo de detalles sorprendió a Vila-seca, que no sabía de la programación de aquel evento al lado mismo de la playa de La Pineda.

A pesar de anunciarse a bombo y platillo que el sábado 15 de julio habría este festival diurno (termina a las dos de la madrugada), con una previsión inicial de 15.000 espectadores, no se comunicó a la vecina Vila-seca. Y precisamente, esta falta de comunicación aceleró el enfriamiento entre los dos alcaldes, que podrían haber hablado en actos posteriores al 3 de abril, aunque de forma privada.

Hasta la fecha, sólo la rumorología dejaba entrever que ambos Ayuntamientos no pasaban por su mejor momento. Pero el viernes, Josep Poblet abrió la caja de Pandora. Reconoció a una pregunta del concejal de Ciutadans, Juan Antonio Ramírez, que "no nos parece bien ni el día ni el lugar". La respuesta de Poblet era personal y corporativa, ya que todo el gobierno del PDCat, en mayoría a Vila-seca, secunda este rechazo a la celebración del evento de música electrónica.

El alcalde de Vila-seca explicó que la opinión había llegado a todos los estamentos oficiales: Autoritat Portuària, Generalitat y al Ayuntamiento de Salou. Terminó su respuesta añadiendo que "si dependiera de nosotros, es un gravísimo error tanto la fecha como el lugar y actuaremos en consencuencia".

La respuesta contundente de Poblet no ha tardado en ser contestada en Salou. En el pleno de este mediodía era el concejal del PP, Mario García, quien sacaba el festival en el turno de ruegos y preguntas. Ciutadans insistiría también en su turno.

Y Pere Granados (a partir del minuto 14 em pieza la pregunta del edil y la respuesta del alcalde) tampoco se ha mordido la lengua: "Ellos (Vila-seca) no nos consultan nada de lo que hacen en su término municipal. Hablé con él y no quiso escuchar". Explicó Granados al portavoz del PP.

Pere Granados recordó a Mario García que ellos ya han hablado con la Autoritat Portuària de Tarragona antes de la presentación del festival, el pasado 3 de abril, y se consensuó entre las dos partes cuál era la mejor fórmula para tramitar los permisos correspondientes.

Sobre las críticas de Poblet recordó que le ofreció venir a Salou para explicar el proyecto musical "o ir nosotros a la Diputació para explicárselo, pero aún no tengo respuesta", afirmó el alcalde salouense.

Granados recordó que hace pocas semanas se convocó una junta de seguridad local "ilegítima" en Vila-seca. Y buena parte del contenido de la misma giró sobre Elrow Friends & Family. "Que se cuide de los problemas de Vila-seca y La Pineda que bastante importantes son", concluyó.

Preguntas por la seguridad

Los Grupos Municipales de Ciutadans en Salou y Vila-seca han preguntado por las medidas de seguridad del festival Elrow Friends & Family en las sesiones plenarias de ambos municipios ante “la ausencia de informes de seguridad y movilidad aprobados por Protección Civil, bomberos o Policía Local”, ha manifestado el regidor de Cs en Salou, Germán Rueda, en un turno de preguntas durante el pleno de este mediodía del miércoles.

El regidor de Ciutadans en Salou se ha mostrado “escéptico” ante un festival del que “solo disponemos de la información del lugar, el día, el precio de la entrada y algunos de los artistas que van a participar”. Ante un evento que aglutinará a más de 20.000 personas, Rueda ha instado al equipo de gobierno a comparecer y explicar “cuál será el plan de movilidad, accesibilidad y seguridad”, así como “las medidas medioambientales que se tiene pensado aplicar para salvaguardar el litoral de la Costa Daurada”. En ese sentido, les ha instado también a dar más detalles sobre el supuesto “coste zero para las arcas municipales del evento”.

Ante las declaraciones del alcalde de Vila-seca, Josep Poblet, sobre el lugar del evento, el portavoz de Cs en Vila-seca, Juan Antonio Ramírez ha compartido la misma opinión “por un acceso al festival que afectará a ambos municipios, por motivos de seguridad y ante una gran afluencia de visitantes, quizás, la antigua pedrera, justo al lado de unos acantilados, no es el mejor lugar”. Por ello, su grupo ha querido saber “los contactos entre el Ayuntamiento de Vila-seca, la organización del Elrow, el Ayuntamiento de Salou y el puerto de Tarragona en la cesión de terrenos y las medidas de seguridad”.

Temas

Comentarios

Lea También