Más de Costa

Hasta 3.000 euros para autónomos y empresas más castigadas por la Covid-19 en Vila-seca

El Ayuntamiento activa una partida de 250.000 euros para reactivar el tejido empresarial más afectado por la pandemia

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: PERE FERRÉ

FOTO: PERE FERRÉ

Vila-seca ha puesto en marcha este mes de marzo un plan económico para ayudar, en la medida de lo posible, a las empresas pequeñas y autónomos que trabajan en la ciudad afectados de forma más intensa por la pandemia de la Covid-19.

El pasado viernes, en la sesión plenaria, todos los grupos municipales del consistorio apoyaron la aprobación de las bases reguladoras para el otorgamiento de una subvención directa al tejido empresarial, que puede alcanzar hasta los 3.000 euros por persona física (autónomo) o jurídica (empresa). El consistorio ha reservado una partida del presupuesto de este año de 250.000 euros para este fin y «una vez agotemos el dinero presupuestado para esta función, nos plantearemos si hay que hacer una nueva convocatoria», explica la concejal de Acció Social, Lucía Teruel.

Las bases para pedir esta ayuda directa será en abril, una vez se cierre el periodo de exposición pública

Las bases de esta ayuda directa se publicarán en el Butlletí Oficial de la Província de Tarragona (BOPT) y después se someterán a exposición pública durante un mes. Si no hay alegaciones durante estas cuatro semanas, cuando se cierre la fase se podrá activar el proceso de solicitud para los empresarios y autónomos. Se estima que la convocatoria se abrirá en abril y será de forma telemática, según especifican las bases que se aprobaron el pasado viernes.

FOTO: Pere Ferré

«El dinero que ponemos para  ayudar a combatir la crisis económica derivada de la pandemia está pensado para echar un cable a los más afectados en estos cierres obligados. Hablamos de autónomos y empresas pequeñas cuya facturación ha sufrido un fuerte vaparalo entre 2019 y 2020», describe la concejal.

Proceso transparente

Las bases para otorgar esta ayuda directa ya especifican qué tipología de pequeñas empresas y autónomos podrán optar a ellas y qué documentación será solicitada y validada antes de poder recibir el dinero. Se trata de sectores que se han visto obligados a cerrar muchas semanas y meses por motivos de contención y ello ha afectado la viabilidad del negocio en la gran mayoría de casos.

La concejal de Acció Social de Vila-seca señala que «la ayuda no está pensada solo para los vecinos que trabajan en la ciudad, sino también para empresas instaladas aquí y que por tanto forman parte del tejido empresarial local».

El Ayuntamiento podría ampliar la partida si este dinero se agota, pero se tomará la decisión cuando ello ocurra

A las empresas que soliciten esta ayuda se les exigirá una serie de criterios que validen su situación económica y que ello impida cualquier picaresca para obtener el dinero de forma irregular. Los requisitos «están definidos en las bases de la convocatoria y no dejan margen para que alguien intente aprovecharse de la ayuda que activamos», remarca Teruel, que estima que después de Semana Santa se podrá empezar el proceso de petición de esta ayuda económica.

De enero a septiembre

El dinero público que se pondrá a disposición del tejido empresarial local se dará en proporción al decrecimiento económico sufrido entre 2019 y 2020 hasta un máximo de 3.000 euros. Las bases explican que el plazo temporal que se comparará será de enero a septiembre de los dos ejercicios y en función de las pérdidas se podrá obtener mayor ayuda directa. Las empresas que facturen 300.000 euros o más automáticamente quedan excluidas de esta iniciativa municipal.

«Esta ayuda consiste en una aportación para sufragar, en parte, la pérdida de ingresos que están sufriendo los empresarios de Vila-seca a consecuencia de las medidas sanitarias relativas a la apertura de establecimientos y otros que han comportado la reducción de sus ingresos económicos», explica Teruel.

Cabe recordar que Vila-seca aprobó a principios de año los presupuestos de 2021 teniendo en cuenta la delicada situación que se está viviendo desde el Estado de Alarma activado en marzo del pasado ejercicio. La estrategia del equipo de gobierno local fue la de apostar por recursos propios y regular gastos con inversión sin provocar un fuerte retroceso en las saneadas arcas de la ciudad. Y dentro de esta planificación están las ayudas para reactivar, dentro de las posibilidades locales, la economía y el tejido empresarial de la ciudad. 

Temas

Comentarios

Lea También