Más de Costa

"Hasta aquí hemos llegado. El Baix Penedès existe"

Todos los alcaldes de la comarca denunciarán en la Plaça Sant Jaume el histórico olvido de la comarca

José M. Baselga

Whatsapp
El Baix Penedès necesita inversiones.

El Baix Penedès necesita inversiones.

El Baix Penedès es la comarca que más crece de Catalunya y esa tendencia se va a mantener en los próximos años. También es una de las comarcas que lidera las tasas de desempleo en Catalunya (20%, del que un 40% tiene menos de 40 años), pese al reiterado argumento, desde administraciones superiores,  de su potencialidad al estar en un cruce de infraestructuras.

Pero es una comarca olvidada. El Baix Penedès lleva 5 años siendo la que recibe menos inversión de la Generalitat, pese a superar los 100.000 habitantes. Además, las inversiones presupuestadas no se han cumplido y tiene la ratio de inversión por habitante más baja de Catalunya.

En 2015 la Generalitat preupuestó 7,4 millones, pero sólo se destinaron 5,1 (51 euros por habitante). En 2017 fueron 5,2 millones de los que sólo se ejecutaron 1 millón (10 euros). En 2020 el presupuesto fue de 1,9 millones.

No es ni una situación nueva ni tampoco el hartazgo de vecinos y ayuntamientos. Ahora señalan los 14 municipios que «no podemos esperar ni un día más. Esto no va de partidos, va de un territorio menospreciado reiteradamente por todas las administraciones. De Barcelona y de Madrid».

Parece que algo empieza a movilizarse y habrá que ver hasta dónde se es capaz de llegar sin sumisión a los partidos a los que pertenecen muchos de los alcaldes. De momentro los 14 alcaldes, el presidente del Consell Comarcal y concejales acudirán el lunes  a la plaza Sant Jaume para mostrar el enfado de la comarca.

Alcaldes del Baix Penedès.

Son muchas las demandas acumuladas en años de olvidos, pero para subir el precio de los peajes, del transporte público o de hacer pasar todo tipo de infraestructuras que cuartean el territorio sin dejar ningún beneficio no se ha dudado desde otras administraciones. El último caso la prevista línea de muy alta tensión.

Y paralelamente las empresas se siguen marchando sin que haya ayudas de dinamización o programas específicos de industrialización como en otros territorios con el programa 7 comarques.

Protesta por el cierre de sanint Gobain en L'Arboç. FOTO: ALFREDO GONZALEZ

Los alcaldes, en representación de los 14 municipios, llevarán a la Generalitat el listado de agravios que se ha menifestado desde hace décadas. Como el precio de la autopista C-32 de unión con Barcelona (22 euros ida y vuelta sin descuentos y 11 con descuentos). Algo «inasumible para cualquier empresa que quiera establecerse en el Baix Penedès y poder competir para dar servicio al área metropolitana».

El transporte público hacia el área de Barcelona no está mejor. La zonificación de la Autoritat del Transport Metropolità relega a las estaciones del Baix Penedès a las zonas 5 y 6 del área de Barclona, con lo que supone un mayor precio del billete y con unas frecuencias insuficientes para la movilidad diaria que hay en la zona . A pesar de estar en el área de la ATM, la comarca no tiene ni voz ni voto en el organismo.

Por la línea interior las deficiencias también son muchas

Por su parte ser área metropolitana de Tarragona tampoco tiene ventajas. Las comunicaciones con transporte público son aún peores.

Ser territorio de paso sólo ha servido para ser un tubo de servicios que no dejan nada en el territorio pero sí que consumen suelo y paisaje. Son autopistas (3), líneas de tren (3), gasoducto, oleoducto y etilenoducto, además de líneas de tensión para dar servicio a las áreas metropolitanas que rodean a la comarca y ahora una prevista línea de Muy Alta Tensión que amenaza desarrollos paisajísticos o de potenciación de turismo rural.

Es una situación a la que se unen unos servicios que no están dimensionados para la población que ya tiene la comarca. Hospital y centros de asistencia primaria ya se han quedado pequeños, pero tembién servicios sociales, escuelas e institutos y centros de formación. También dotación de seguridad ya que ahora sólo hay dos patrullas de Mossos para toda la comarca. También faltan bomberos.

La comisaría de mossos.

El Baix Penedès se niega a ser el patio de atrás de Barcelona. Reclama inversiones que generen valor y empleo. Ampliar la oferta de estudios de FP

Además de la protesta en la puerta de la Generalitat y en el Parlament el próximo lunes, advierten que o hay una apuesta clara hacia el Baix Penedès o se impugnarán los presupuestos. «No permitiremos que nos vuelvan a despreciar una vez más. Si no nos tienen en cuenta estamos dispuestos a lo que haga falta para que nos escuchen».

Temas

Comentarios

Lea También