Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Herida una niña al saltar al mar desde los hombros de su padre

La pequeña cayó de pie en la orilla en una zona de poca profundidad y perdió la sensibilidad en los pies y las piernas
Whatsapp
Los socorristas que atendieron a la menor y realizaron el traslado al hospital.  Foto: JMB

Los socorristas que atendieron a la menor y realizaron el traslado al hospital. Foto: JMB

Una niña de cuatro años tuvo que ser trasladada al hospital de El Vendrell a causa del golpe que sufrió en la orilla del mar en Sant Salvador cuando saltó al agua desde los hombros de su padre. En un primer momento la pequeña dijo no sentir las piernas y presentaba insensibilidad en los pies, lo que alertó de una posible lesión medular.

Socorristas de Cruz Roja de la playa de Coma-ruga acudieron de urgencia con el quad por la playa hasta la zona de Les Madrigueres donde sucedió el accidente. En la misma playa se inmovilizó completamente a la pequeña para evitar posibles daños en la columna y se la trasladó al hospital, donde permaneció el observación.

El subir a un niño a los hombros para que se lance al agua es habitual verlo en todas las playas, pero los socorristas de El Vendrell alertan que es un juego que comporta riesgos de lesión medular como puede ser lanzarse desde las rocas de un puerto o un espigón e impactar contra el suelo con la cabeza.

Caer de pies

En el accidente que sucedido ayer en las playas de El Vendrell la pequeña cayó de pie, pero al estar en la orilla prácticamente no había nada de profundidad. Los socorristas destacaron que la pequeña no cayese de cabeza lo que hubiese tenido consecuencias más dramáticas. El impacto lo sufrieron las piernas pero el temor era que hubiese afectado a la columna.

Uno de los socorristas que atendió a la pequeña se mostraba confiado de que el golpe no tuviese más repercusiones ya que la niña mostraba sensibilidad en los pies cuando le hacían cosquillas e incluso hizo el gesto de incorporarse a la llegada de los equipos de emergencia.

«Sin embargo optamos por aplicar el protocolo de inmovilización total para evitar riesgos», explicaban los socorristas con el puesto en la zona de Brisamar de Coma-ruga.

Imprudencias a diario

El accidente puso de nuevo en evidencia las imprudencias que se cometen en las playas, más allá de no respetar las banderas, y de las que muchos bañistas no son conscientes del riesgo que suponen. Precisamente subir a los niños sobre los hombros es una de las prácticas que los socorristas ven a diario en las playas. «Caer y golpearse de cabeza contra el suelo tiene muchas posibilidades de acabar en una lesión cervical o medular».

En el suceso de ayer la rápida inmovilización total de la pequeña también evitó que el golpe hubiese podido tener mayores consecuencias antes de la observación a la que fue sometida en el hospital.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También