Historias de vida para recordar emociones

Cuidadoras de L'Arc Serveis redactan biografías emocionales de las personas de edad avanzada

José M. Baselga

Whatsapp
La música es una buena terapia para el Alzheimer.

La música es una buena terapia para el Alzheimer.

La pandemia también ha tenido unas consecuencias demoledoras para las personas mayores con algún tipo demencia. El aislamiento, el miedo, la pérdida de movilidad, enfermedades crónicas que no han tenido el necesario seguimiento, llamadas a los centros médicos sin recibir respuesta... han generado una angustia y estrés que ha hecho empeorar muchas situaciones. 

Las personas de edad avanzada con algún síntoma de demencia han visto agravada su situación, como explica Jerusalén Torra, gerente de L’Arc Serveis que atiende a personas mayores en sus domicilios en el Baix Penedès y el Tarragonès.

Torra explica que «hay muchas situaciones de agravamiento. De personas que tenían una cierta independencia en sus domicilios, ahora necesitan ayuda para casi todo» y con una afectación de la memoria.

Las cuidadoras elaboran las Historias de vida.


Una de las situaciones más graves es la demencia que lleva a olvidar incluso quién se ha sido. Es la memoria emocional que va más allá de la de corto plazo o incluso la de largo plazo. Una persona con demencia o Alzheimer olvida recuerdos vitales, pero también puede llegar a perder los emocionales.

Biografía

En L’Arc Serveis han iniciado la iniciativa de Historias de Vida por la que las cuidadores de domicilio elaboran una biografía de las emociones de las personas. Las aficiones, las preferencias musicales y de ocio, si gustan de la lectura o de largas charlas, si son próximas en abrazo y en contacto físico.

Son motivaciones emocionales que les hacen sentir bien. Con esas historias de vida, no sólo pude estimularse a las personas con demencias, sino que también permite destinar a la cuidadora a domicilio más afín para que esa relación entre las emociones y memoria tenga una mayor interacción.

Además de una atención más emocional, las historias de vida son también una radiografía por si llega el momento en que la persona debe ingresar en una residencia. 

Ingreso
Más allá de la situación clínica, con las historias de vida, también queda constancia de sus gustos, preferencias y emociones para que puedan recibir una atención más beneficiosa atendiendo a la memoria emocional. 

Los especialistas señalan que al estar ante una situación ya vivida que ha generado satisfacción pueden activarse respuestas fisiológicas desde la sonrisa a la activación cardiaca. Apuntan que los recuerdos están confeccionados con emociones y las vivencias que han hecho sentir son las que tienen mayor durabilidad.

Jerulalén Torra señala que Historias de vida permiten recuperar unos recuerdos que ayuden a activar las emociones y las memorias.

Temas

Comentarios

Lea También