Más de Costa

Il Cavaliere Giorgio se despide

Girgio Serafini anuncia el cierre del célebre restaurante de Calafell. En sus 50 años muchas celebridades han pasado por el que estaba considerado el local de fuera de Italia que mejor trasmitía el espíritu italiano

José M. Baselga

Whatsapp
Giorgio, junto al cuadro con los escritores que han pasado por el local.

Giorgio, junto al cuadro con los escritores que han pasado por el local.

Hay cocinas que se convierten en embajadoras. Comedores que son templos. De la restauración y de la cultura. Y que a medida que cumplen años son referentes y graban para siempre su existencia. Y que quedarán en el recuerdo. Porque también los capitanes deciden bajar las velas y sólo queda firmar a pie de página.

El célebre restaurante Giorgio de Calafell cerrará puertas. El propio Giorgio Serafini, que abrió en Calafell el que ha sido uno de los más célebres restaurantes italianos del país, lo ha anunciado en su Facebook. Una despedida que ha sorprendido a muchos.

«La más maravillosa historia de la restauración llega a su fin. Tras mas de 50 años trabajando en el mundo de la hostelería, ha llegado el momento de la jubilación», dice Giorgio. «Por ello, el Ristorante Giorgio ya no volverá a abrir».

El anuncio ha sorprendido a muchos porque a principios de año Giorgio felicitaba las fiestas a todos y mostraba las ganas de seguir con un local que ha permitido que muchos conozcan a Calafell.

En las mesas de Giorgio era fácil encontrarse desde actrices como Penélope Cruz a cantantes como Joan Manuel Serrat. Desde deportistas como Pep Guardiola y diversos jugadores del Barça a directores de cine como Bigas Luna.

Pero también ha sido Giorgio centro de la literatura mundial. Allí han compartido Gabriel García Márquez, Vargas Llosa, Jorge Edwards, Juan Marsé y editores y representantes. Precisamente Giorgio anuncia su marcha cuando había acabado uno de los sus cuadros colectivos en los que un grupo de pintores plasman una obra temática. Y Giorgio ha querido que fuese precisamente la dedicada al Calafell literario. Ese Calafell que reivindicaba como ejemplo de cultura y de prestigio que hace tiempo que se perdió.

El restaurante Giorgio está reconocido por el propio gobierno de la República Italiana como uno de los que mejor trasmiten la esencia italiana fuera del país alpino. Y Giorgio Serafini fue nombrado Cavaliere della Repubblica, un título que reconoce a los que han sido embajadores de Italia lejos de sus país.

Giorgio lo ha sido en Calafell durante 50 años. Y ahora ha decidido poner fin al trayecto. En muchos paladares quedarán sus creaciones porque Giorgio disfrutaba ofreciendo lo mejor. El restaurante de Calafell, plagado de arte en todas las paredes y con imágenes de quienes han pasado por el local, será recordado por las jornadas de la trufa blanca y lo que podía prepararse con el selecto hongo.

Giorgio se ha despedido de forma discreta. «Nuestro más sincero y enorme agradecimiento a todas las familias que nos han visitado durante todos los años». Y ha tenido un recuerdo para « todos los trabajadores que participaron en este proyecto, a proveedores, vecinos, amigos todos».

Il Cavaliere dice que «Nos vemos a tavola! Infinitas gracias a todos!».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También