Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Instalan las luces de Navidad con dos meses de antelación

Este año han renovado el alumbrado en varias calles del municipio
Whatsapp
Imagen de una de las luces de Navidad.  FOTO: Alba Mariné

Imagen de una de las luces de Navidad. FOTO: Alba Mariné

Apenas ha llegado el frío y quedan dos meses para Navidad, pero la brigada municipal del Ayuntamiento de Cambrils ya ha iniciado los trabajos de instalación del alumbrado festivo. Según apuntan fuentes del consistorio, la revisión de todos los ornamentos que están guardados en un almacén se hizo durante la última semana de septiembre, y a principios de octubre se empezaron a colocar por el barrio de la Parellada y el Eixample y en la urbanización de Vilafortuny. La semana que viene, los operarios seguirán con el montaje en el Passeig d’Albert y en las calles del puerto que lucen cada año las luces.

Una de las novedades es que se ha apostado por renovar el alumbrado de Nou Cambrils, el Molí de la Torre, l’avinguda de la Diputació y de todo el paseo marítimo, una medida que dará un cambio radical a esta zona que durante años ha lucido los mismos adornos. 
Desde el consistorio explican que las nuevas luces son de aluminio (pesan menos) y leds (bajo consumo), siguiendo la línea de ahorro energético que se inició hace tiempo en el Ayuntamiento. Además, también se ha avanzado que la apuesta para el próximo año será cambiar los ornamentos de los barrios de poniente. 

Una medida desde 2011

El consistorio cambrilense inició esta medida de avanzar la instalación de las luces navideñas en octubre de 2011, en plena crisis económica de las arcas municipales. El gobierno de entonces, formado por CiU, PP y la Plic (Plataforma Independent Cambrilenca), consiguió rebajar el coste del servicio 72.000 euros, ya que no se alquiló el alumbrado que suponía una gasto de 50.000 euros, y además se arreglaron todos los ornamentos que eran propiedad del Ayuntamiento y que no se habían utilizado durante bastante tiempo. 

Otras decisiones que se tomaron fueron hacerse cargo del almacenamiento, mantenimiento y montaje de las luces, unos gastos que anteriormente estaban asumidos por empresas externas. Gracias a los resultados obtenidos, el equipo de gobierno siguió con esta medida durante todo su mandato y así se ha mantenido en la actualidad, ya que no solo se ha conseguido un ahorro importante de la economía cambrilense, sino también permite a la brigada trabajar con más tranquilidad, instalando los ornamentos de manera progresiva y sin prisas. 

Temas

Comentarios

Lea También