Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Instalan una estación de carga para dispositivos móviles con la energía de la red de agua en Altafulla

Está en la plaza Consolat de Mar

Joan Boronat

Whatsapp
La concejal Marisa Méndez- Vigo y el jefe del servicio de Aigües d´Altafulla, estrenando la nueva instalación. Foto: joan boronat

La concejal Marisa Méndez- Vigo y el jefe del servicio de Aigües d´Altafulla, estrenando la nueva instalación. Foto: joan boronat

En la Plaça Consolat de Mar del barrio marítimo de Altafulla quedó ayer instalada la primera estación de recarga de dispositivos electrónicos, como aparatos de telefonía movil, tabletas y servicio wifi, con el suministro energético que genera la presión del agua. Se trata de una experiencia pionera por lo que respecta a su instalación en una zona marítima, que una vez puesta en marcha definitivamente «podría ampliarse a otras zonas del municipio», señaló Marisa Méndez-Vigo, concejal de Urbanisme. Dependerá, dijo la edil, ·de los usos, rendimiento y mantenimiento ante posibles actos vandálicos que puedan producirse».

Su implantación responde al proyecto Water Green Project, que aprovecha el sobrante de la presión del agua de la red suministradora. Y esto es lo que se ha hecho, como explicó Jordi Arán, jefe del servicio de la empresa mixta Aigües d’Altafulla: «A través de los dos reguladores de presión se pierden 5 kg de presión y éstos se han aprovechado para generar energía a través de una turbina». Esta electricidad se acumula en dos baterías que suministran las cuatro tomas que se han dispuesto.

El coste de la estación de recarga se cifra en 12.000€, y se incluye «de forma global en el presupuesto de sustitución de la red de abastecimiento de agua en el Camí del Prat o la misma Plaça Consolat de Mar, que asciende a 40.000€», dijo Marisa Méndez-Vigo.

Una vez terminada la instalación del punto de recarga, fueron la representante municipal y el responsable de Aigües d’Altafulla los primeros en tomar asiento junto al poste para enchufar los respectivos móviles y comprobar el funcionamineto, pendiente todavía de los últimos detalles técnicos para que esté a disposición del usuario. Habrá una cobertura durante todo el año de servicio wifi en la zona marítima y, sobre todo en verano, el bañista de la playa podrá recargar la batería de sus dispositivos.

El Ayuntamiento da así un paso más hacia el proyecto de ciudad inteligente, favoreciendo estrategias de sostenibilidad ambiental de los servicios públicos y la minimización de sus impactos en el territorio.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También