Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Instalarán seis lectores de matrículas en los accesos a Cambrils

Este septiembre ha habido un oleaje de robos en la ciudad. Los dos últimos, mientras los propietarios dormían

C.Marsiñach / J.Cabré

Whatsapp
Habrá un dispositivo en la avenida del Castell de Vilafortuny, en la rotonda que enlaza con la calle del castillo de Almansa. FOTO:  alba mariné

Habrá un dispositivo en la avenida del Castell de Vilafortuny, en la rotonda que enlaza con la calle del castillo de Almansa. FOTO: alba mariné

Hace más de un año que los vecinos de Vilafortuny reclaman que se instalen cámaras de videovigilancia en el municipio. Quieren acabar con los robos y las casas okupadas. Dos de las principales problemáticas del barrio. El Ayuntamiento ya ha hecho los primeros trámites para hacerlo realidad. Y se ha optado por la instalación de seis lectores de matriculas en los principales accesos de Cambrils. 

El consistorio ha sacado a licitación la contratación de este sistema inteligente de reconocimiento de matrículas por un valor de 100.000,00 euros con IVA incluido. Concretamente se instalarán en la calle Rosa dels Vents, en la entrada por la  N-340, en el límite territorial con Mont-roig. Habrá una segunda en la carretera de Montbrió, en la N-340 en el acceso por la carretera Misericòrdia de Reus.

Otro dispositivo se colocará en la avenida Vilafortuny a la altura de la calle del Camí del Mas d’en Bosch, otro en la T-325 en la avenida Castell de Vilafortuny y finalmente habrá un sexto lector en la avenida Diputació. 

Según el proyecto, el sistema deberá disponer de una base de datos de vehículos a modo de listas. Cuando se detecte alguno que se encuentre en una de las ‘listas negras’ el sistema deberá alertar de forma acústica, visual y en tiempo real a la Sala de Control de la Policía Local. Los agentes podrán realizar búsquedas a posteriori sobre matrículas registradas. Ya sea por franjas horarias, cameras, zona, número de matrícula o parte de ella para facilitar las investigaciones policiales. 

La idea del Ayuntamiento es que los lectores de matrículas sean compatibles con otros sistemas de control de movilidad. Y que en un futuro se puedan integrar con otros dispositivos para controlar vehículos que se saltan semáforos en rojo, stops o que no ceden el paso o para realizar controles de velocidad. 

El Ayuntamiento, inició el 2014 el proyecto iCambrils. Según explican desde el equipo de gobierno, tanto en el mandato actual como en el anterior «se ha apostado para aplicar medidas Smart City. Estas acciones tienen el objetivo de convertir nuestra ciudad en una ciudad digital, innovadora, sostenible y segura, con el objetivo principal de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos».

En 2015, una de las acciones smarts era la apuesta en la mejora de la protección ciudadana y al mismo tiempo, en la gestión de la ciudad, mediante un sistema inteligente de lectura y reconocimiento automático de matrículas de vehículos. Se dotó entonces de una partida presupuestaria y se llevó adelante la licitación, pero «no hubo resultados positivos en su contratación», exponen desde el consistorio. 

Este 2018 han sido las entidades vecinales de Vilafortuny las que han insistido en la implementación de un sistema de vigilancia que consideran necesario para evitar robos y okupaciones. El Ayuntamiento calcula que podrían estar colocadas a finales de año. 

La Policía Local de Cambrils lleva varios días que recopila denuncias de robos en casas. Algunos de ellos perpetrados sin sus propietarios, otros con los inquilinos cenando y la tercera tipología robados mientras dormían.
En la avenida Vilafortuny, los propietarios han denunciado esta semana que les habían entrado mientras dormían y sólo se enteraron de ello cuando echaron en falta la cartera al día siguiente antes de ir a trabajar.Los ladrones se apropiaron del bolso y se llevaron el dinero que había

en su interior (unos 200 euros), tirando la documentación y la bolsa en la zona comunitaria de esta vivienda. Al parecer, los ladrones no tuvieron tiempo a llevarse nada más.

El segundo robo denunciado se perpetró en la calle Riu Brugent, también en la zona de Llevant de Cambrils. En esta ocasión, el robo fue más cuantioso y podría ascender a algunos miles de euros. Los ladrones rompieron la cerradura de una ventana corredera y registraron la casa con los propietarios dentro. Al día siguiente, se percataron de ello, enumeraron los objetos que echaron de menos y denunciaron a la Policía Local estimando el valor total del robo.

El pasado 17 y 19 de septiembre se produjeron otros dos robos en pisos turísticos. Esta vez, a plena luz del día. El primero se llevó a cabo en una de las viviendas vacacionales de la avenida Diputació. Los inquilinos se percataron a la vuelta de que habían accedido a la vivienda y habían echado en falta un par de móviles entre otros objetos. El otro tuvo lugar en la calle Doctor Paul Weringuer. Cuando los turistas volvieron al piso se lo encontraron todo patas arriba. 
 

Temas

  • costa
  • cambrils
  • sucesos
  • seguridad

Comentarios

Lea También