Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Intenta matar con un cuchillo de cocina a su expareja en Miami Platja

El agresor, un vecino de 20 años y de origen marroquí, fue detenido poco después por agentes de la Policía Local

Jordi Cabré

Whatsapp
La víctima de la violencia de género fue atendida en las inmediaciones de la Escola Joan Miró. Foto: Pere Ferré

La víctima de la violencia de género fue atendida en las inmediaciones de la Escola Joan Miró. Foto: Pere Ferré

Agentes de la Policía Local de Mont-roig del Camp recibían el martes a primera hora de la tarde una llamada de la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Cambrils. Mediante el 112, el inspector de la Policía Autonómica había conocido la alerta de que una mujer de mediana edad había sufrido un ataque con arma blanca en una calle próxima a la Escola Joan Miró, concretamente en el vial Donostia, de Miami Platja.

Una patrulla de la Policía Local salió de la comisaría, ubicada en el mismo núcleo urbano, y encontró a la mujer que sangraba. Al poco llegaron ambulancias del SEM que atendieron a la víctima, una mujer de 38 años y de nacionalidad rumana.

La herida de arma blanca era importante, pero no tanto como para poner en peligro la vida de la mujer, que fue trasladada al hospital Sant Joan de Reus para suturar el corte y realizar una revisión más exhaustiva. Además, también había recibido contusiones y arañazos, según han confirmado fuentes de la investigación.

Al parecer, según explicó la víctima y otros testigos a los agentes locales, el agresor es su expareja. Se trata de un joven marroquí de 20 años de edad (cumplirá los 21 este verano) que vio a la mujer en el interior de una casa con unos amigos.

El joven entró por el jardín sin hacer ruido, abrió la puerta corredera de la vivienda y sin mediar palabra atacó a su expareja. Esta rehuyó los golpes y esquivó afortunadamente el cuchillo de cocina que esgrimía el atacante. De hecho, la primera hipótesis es que la herida fue menos grave a raíz de que la víctima pudo esquivar el movimiento del agresor y pedir auxilio ya en la calle.

Los agentes, tras entrevistarse con ella y conocer el nombre del presunto atacante, fueron a buscarle a su casa, en la calle Sant Sebastià. Allí fue detenido y llevado a la comisaría. Fuentes de la Policía Local admiten que el presunto agresor es conocido y tiene antecedentes policiales por varios delitos. Además, tenía una orden de alejamiento.

Tras realizar las diligencias policiales, los Mossos d’Esquadra fueron a recoger al detenido, al que se le acusa, entre otros delitos, de una tentativa de homicidio. Hoy posiblemente pasará a disposición judicial en los juzgados de Reus.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También