Más de Costa

Inyección de 2,3 millones de euros para impulsar Coma-ruga

Corresponden a un fondo europeo e inversión municipal. Los vecinos señalan que hasta que lo vean no lo creerán. Habrá participación ciudadana para perfilar actuaciones

José M. Baselga

Whatsapp
El interior del antiguo balneario que conserva murales de Santiago Padròs.

El interior del antiguo balneario que conserva murales de Santiago Padròs.

Coma-ruga recibirá una inversión de 2,3 millones de euros que debe realizarse hasta el año 2020. La cifra corresponde a la concesión para la zona de un fondo europeo con el objeto de mejorar a nivel urbano, pero también de equipamientos, todo el barrio marítimo. Con la aprobación de la ayuda, la cantidad se financia a partes iguales entre los fondos europeos y el Ayuntamiento.

La inversión se centrará en un área delimitada entre la plaza Germans Trillas y la zona del Tabaris y el lago de Coma-ruga. Desde el Ayuntamiento destacan que no se trata de reparar sólo situaciones puntuales, sino que es un proyecto global para dotar a Coma-ruga de una nuva imagen y que sea centralidad de actividad social, comercial y atractivo para los residentes y los turistas.

El concejal de Urbanismo Josep Mercadé explica que el objetivo es que todo ese recorrido de trama urbana sea un espacio agradable donde tendrán prioridad las zonas verdes, carriles bici y espacios de encuentro de vecinos.

Habrá también actuaciones en edificios y la prioridad es el antiguo balneario. De manera inmediata habrá una rehabilitación y posteriormente ya se determinará su uso. El edificio acogió un balneario pero actualmente presenta una gran degradación que incluso obligó a vallarlo por desprendimientos de parte de su fachada. En el interior del edificio se conservan unos valiosos murales de Santiago Padròs.

En todo el proyecto se buscará que haya participación ciudadana, como explica el concejal Kenneth Martínez. Se consultará a los vecinos sobre los usos que podría darse a ese edificio y sobre otras mejoras que realizarían en Coma-ruga.

En la zona hay otro edificio singular como es el antiguo teatro Brisamar. Para este sin embargo no hay proyecto previsto ya que sería más caro. Sí que se consolidarán algunos elementos de la fachada para evitar desprendimientos.

La concesión del fondo europeo debe permitir lavar toda la imagen de Coma-ruga y dotarla del nivel que tuvo hace décadas. Los vecinos de la zona denuncian desde hace años el abandono que sufren y la falta de inversiones municipales. Ahora esperan que el anuncio de partidas presupuestarias sean una realidad y que no se retrasen.

De hecho las inversiones deben estar realizadas en el año 2020. El Ayuntamiento ya presentó una serie de actuaciones a la convocatoria del fondo y una vez concedido ahora detallará las intervenciones. Son desde mejorar elementos dañados en el lago a la unión armónica de todo el área, creación de zonas verdes y potenciar que todo el núcleo tenga un atractivo para que sea un dinamizador económico.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También