Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inyección de un millón de euros para el desarrollo industrial y residencial

Permitirá ampliar el suministro eléctrico en ambos sectores y abrirá la puerta a nuevas empresas y viviendas de Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de archivo de la zona del Camí de La Porrassa, que podrá desarrollar su uso residencial. Foto: DT

Imagen de archivo de la zona del Camí de La Porrassa, que podrá desarrollar su uso residencial. Foto: DT

Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant recibirá este año un millón de euros de las arcas de la Generalitat. Una inyección que permitirá ampliar el suministro eléctrico en los sectores Les Tàpies II (industrial) y Camí de la Porrassa (residencial y terciario), y solucionar así una carencia que lleva años sobre la mesa. Este paso permitirá acoger más empresas y construcciones residenciales en una zona que ha destacado por su crecimiento exponencial en los últimos años.

Con este compromiso de la Generalitat mediante su propuesta de presupuesto, se da cumplimiento al convenio que se firmó en 2013 entre el Incasòl, Endesa y el Ayuntamiento, con el objetivo de aumentar la potencia en estos dos sectores. Según explica el alcalde, Alfons Garcia, a día de hoy hay garantizados unos 1.800 kw, pero la siguiente fase debe permitir ampliar el suministro a 7.500 kw.

En este proceso se aprobó un plan especial que pasó por la comisión de urbanismo y también se han realizado las expropiaciones. «Es un proyecto que viene de lejos y tiene continuidad. Con la ocupación actual cubrimos el 59% de la potencia instalada. Y en su día acordamos que al llegar al 80% debería estar en marcha la segunda fase, así que ahora se responde al acuerdo alcanzado hace tres años», apunta Garcia. Todo ello, además de atraer la llegada de nuevas empresas, permitirá desarrollar residencialmente la zona del Camí de la Porrassa, una cuestión que el alcalde considera «muy importante».

Garcia cree, asimismo, que se trata de una «muy buena noticia» que les permite ir dando pasos adelante, aunque sea poco a poco. Y es que reconoce que se trata de procesos «que habitualmente son muy lentos». «Y si no hubiera partida presupuestaria, todavía lo serían más», manifiesta.

Cuando firmaron el acuerdo el Incasòl adjudicó las obras provisionales necesarias para ejecutar la primera fase del proyecto de electrificación de estas dos zonas. Y fue casi automático: cadenas como Mercadona, Lidl y Guissona confirmaron su presencia apenas unos días después.

Las otras fases debían desarrollarse de forma progresiva, dependiendo de las necesidades de suministro que fueran surgiendo en un futuro. Ahora, pues, la inyección de capital por parte de la Generalitat supondrá un paso más para conseguir el anhelado suministro que permita desarrollar estas dos áreas de la localidad.

Cabe tener en cuenta también precisamente el promotor de Les Tàpies II y la Porrassa fue el Incasòl, «y le interesa cerrarlo, comercializarlo y poderlo vender», concluye el alcalde.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También