Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgada una pareja de Vila-seca que se peleó porque el perro de ella hizo sus necesidades en el piso

El hombre habría dado puñetazos y patadas al can, arrojándole agua y tirándolo al suelo

Àngel Juanpere

Whatsapp
La pareja vivía en un piso de la calle Sir Esteve Morell Scott de Vila-seca, donde ocurrieron los hechos.

La pareja vivía en un piso de la calle Sir Esteve Morell Scott de Vila-seca, donde ocurrieron los hechos.

Una pareja de Vila-seca que tuvo un fuerte enfrentamiento porque el perro de ella hizo sus necesidades en el piso se sentará en el banquillo de acusados del Juzgado de lo Penal de Tarragona. El hombre se enfrenta a nueve meses de prisión y la mujer a seis meses por un delito de maltrato familiar simple. Ademas, durante dos años no podrán tener ni llevar armas. Asimismo, el fiscal pide que durante dos años no se puedan aproximar a menos de 200 metros del otro acusado ni comunicarse con él. Pero además, para el hombre se pide seis meses de prisión por un delito de maltrato de animal.

Según el escrito de acusación, los acusados habían mantenido una relación afectiva análoga a la conyugal desde abril de 2015. Residían en la calle Sir Esteve Morell Scott de Vila-seca. En la mañana del 10 de enero de este año, la pareja estaba en el domicilio. Se produjo un incidente que consistió en que la perra propiedad de la mujer hizo sus necesidades en el piso. Ello enervó al hombre, hasta tal punto de que empezó a golpear al animal, dándole puñetazos, patadas, arrojándole agua y tirándolo violentamente al suelo.

Ante estos hechos, la mujer reaccionó recriminándole su actitud, iniciándose una pelea entre ambos, acometiéndose mutuamente con manos y pies. La mujer sufrió un hematoma en el antebrazo –compatible con una mordedura– y una lesión subcutánea en el brazo derecho, no precisando tratamiento médico. Por su parte, él presentaba excoriaciones en la muñeca y antebrazo izquierdo, lesiones que tardaron cuatro días en curarse, y reclama una indemnización por las lesiones sufridas, que el fiscal fija en 120 euros. En cambio, ella no pide compensaciones económicas, a pesar de haber tenido que llevar a la perra al veterinario.

Temas

  • COSTA

Lea También