Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado por secuestrar a un hombre y retorcerle los dedos con una tenazas en El Vendrell

El fiscal pide para el acusado nueve años y medio de prisión por unos hechos de 2007

Àngel Juanpere

Whatsapp
El hombre estuvo secuestrado cerca del Hospital Comarcal del Vendrell. FOTO: Dt

El hombre estuvo secuestrado cerca del Hospital Comarcal del Vendrell. FOTO: Dt

Fue secuestrado, torturado –le retorcieron los dedos con unas tenazas–, lo ataron a un árbol y también le robaron. Es lo que sufrió un vecino de El Vendrell en el año 2007 por parte de cuatro individuos. Uno de ellos no ha sido identificado, otros dos ya fueron condenados dos años después y el cuarto será juzgado el próximo 14 de septiembre en la próxima semana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona –el juicio se tendría que haber celebrado hace un año–.

El fiscal pide para el acusado un total de nueve años y medio de prisión por los delitos de robo con violencia, detención ilegal, allanamiento de morada y lesiones agravadas. También se solicita que durante ocho años no pueda comunicarse con la víctima ni acercarse a menos de 500 metros de ella, además de indemnizarla con 600 euros por las lesiones causadas y 1.090 euros más por los objetos sustraídos.

En su escrito de acusación, el fiscal recoge que los hechos sucedieron a las diez de la noche del 3 de diciembre de 2007. El acusado es un ciudadano marroquí sin antecedentes penales en situación administrativa irregular en España. Junto con las otras tres personas circulaba en un turismo Peugeot 406. Se pararon junto a un Seat Cordoba, conducido por otro ciudadano magrebí, quien estaba esperando a su compañera detrás de una gasolinera situada junto a la carretera C-31, en El Vendrell.

El procesado y las demás personas hicieron bajar al conductor del Seat a base de golpes así como con un navajazo en la pierna izquierda. Lo introdujeron en el Peugeot, esposándole las manos. Le quitaron la cartera, dos teléfonos móviles y las llaves de su domicilio.

Zona boscosa

Posteriormente, los asaltantes llevaron a la víctima a una zona boscosa situada detrás del Hospital Comarcal de El Vendrell, donde la retuvieron. La pusieron los grilletes y la ataron a un árbol. La volvieron a agredir, preguntándole dónde escondía el dinero y la droga. La banda llevó al denunciante a su domicilio. Allí, los ladrones se apoderaron de 1.500 euros, un ordenador portátil, un GPS y una Play Station.

Al regresar de nuevo al monte «y con el mismo ánimo de menoscabar la integridad física de (...), el acusado y el resto de miembros del grupo le retorcieron los dedos de los pies con las tenazas para que les dijera el lugar donde guardaba más dinero y droga, sin que la víctima les pudiera dar respuesta alguna en este sentido a sus pretensiones. Finalmente le dejaron marchar. 

Puntos de sutura

Como consecuencia de estos hechos la víctima sufrió lesiones  que requirieron para su curación tratamiento quirúrgico con puntos de sutura. Tardaron en curar 10 días, Durante todos ellos estuvo impedido, y por los que reclama. No consta en al causa el haber sido indemnizado por los demás coautores condenados.

El ordenador portátil y las Play Station fueron condenados. Los demás objetos sustraídos fueron tasados pericialmente en 1.090 euros. 
Poco después de la medianoche, el vehículo en el que iban los agresores se saltó un control que realizaba la Policía Local de Cunit, iniciándose una persecución. Finalmente, los ocupantes del vehículo lo abandonaron y se dieron a al fuga a pie. Los agentes encontraron dentro del coche algunos objetos de la víctima así como las tenazas utilizadas en la agresión, con restos de sangre del denunciante.

Temas

Comentarios

Lea También