Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La 8ª Cena de PortAventura regresa al pasado con éxito

La recaudación de esta nueva edición se destinará a apoyar los proyectos de tres organizaciones centradas en la lucha contra el cáncer, especialmente en el ámbito infantil

Pablo Latorre

Whatsapp
La pta. de la AECC de las comarcas de Tarragona, Ana Vilallonga, con el director del Hospital Sant Joan de Déu

La pta. de la AECC de las comarcas de Tarragona, Ana Vilallonga, con el director del Hospital Sant Joan de Déu

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, acababa de llegar a la cena.

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, acababa de llegar a la cena.

A la cena son asiduos las autoridades del territorio.

A la cena son asiduos las autoridades del territorio.

Las sorpresas y el espectáculo estuvieron presentes a lo largo de la velada.

Las sorpresas y el espectáculo estuvieron presentes a lo largo de la velada.

Al evento acudieron más de 1.200 asistentes, entre empresarios, pdtes. de Cambres de Comerç y representantes de organizaciones benéficas.

Al evento acudieron más de 1.200 asistentes, entre empresarios, pdtes. de Cambres de Comerç y representantes de organizaciones benéficas.

La Fundació PortAventura recuperó el formato de hace dos años, una cena sentados con espectáculo en directo.  FOTO: alba mariné

La Fundació PortAventura recuperó el formato de hace dos años, una cena sentados con espectáculo en directo. FOTO: alba mariné

Fue una noche de redirección la de ayer. Al menos en cuanto a formato. Tras la edición anterior pasada por agua –literalmente por la lluvia–, la cena solidaria de la Fundació PortAventura ha sabido corregirse y superarse. «Hemos vuelto al pasado, a la gran cena con espectáculo que tanto se echó de menos en 2017», se escuchaba intermitentemente. Y es que a pesar de que la climatología de anoche hubiese permitido una cena de pie al aire libre, la organización prefirió evitar contratiempos y hasta avanzó la cita dos meses. «Bravo a la capacidad de reacción», aplaudían algunos.

El humorista Javi Sancho y la periodista Silvia Petit, en su papel de maestros de ceremonias, dieron la bienvenida a los más de 1.200 asistentes que llenaron un Convention Center, con vistas al mar y con los personajes favoritos del parque, como Coco, Elmo y Tadeo Jones. A esta octava edición acudieron invitados de toda la provincia, y hasta de distintas partes del país. Entre ellos destacaron el arzobispo Jaume Pujol; la pdta. de la Cambra de Comerç, Laura Roigé; las mujeres empresarias de ADEE-BPW, encabezadas por su vicepresidenta Sonia Mateo; el CEO del Port, Josep Andreu; el medalla olímpica de plata del 84, Toñín Llorente; el directo de Repsol en TGN, Josep Fort, e incluso el directo de El Corte Inglés de Tarragona, Valentí Muñoz. Ninguno quiso perderse el evento, y que empezó con un cocktail en los jardines del centro.

 

FOTO: Alba Mariné

Lo que no cambio fueron la solidaridad y los nuevos proyectos, como PortAventura Dreams. «En Fundació PortAventura siempre buscamos impulsar iniciativas solidarias que mejoren el bienestar de personas en situaciones complicadas. Ahora trabajamos para que familias con niños y niñas enfermos disfruten de una semana gratis en el parque en un complejo para ellos», explicó el presidente Marsal desde el escenario-ring. Asimismo, la fundación hizo protagonistas anoche a tres organizaciones centradas en la lucha contra el cáncer, especialmente en el ámbito infantil. Las elegidas en esta ocasión fueron la Fundació Josep Carreras, la Associació de Nens amb Càncer (AFANOC), y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). «Fue una sorpresa cuando recibí la llamada de Ramon para comunicarme que la Fundació PortAverntura iba a destinar la recaudación de su cena solidaria a nuestra causa», confesó la pdta. de la AECC de las comarcas de TGN, Ana Vilallonga.

No faltaron el espectáculo y las sorpresas. El elenco del parque, enfundado en rojo Ferrari, ofreció sus actuaciones de música en vivo, acrobacias y números coreográficos. También hubo un espontáneo concurso a través de la app de la fundación y la rifa, pues hicieron que alguno de los invitados volviera a casa con un viaje, una estancia en un hotel de lujo o una joya.

Todo ello hizo crecer el bote hasta los casi 70.000 euros (sobre los  600.000 euros entre las 8 ediciones). Un capital que se repartirá equitativamente entre las 3 asociaciones receptoras. Los aplausos llenaron la sala. DJ Abadia, de la asociación APPC–La Muntanyeta, ofreció una sesión de chill out al aire libre. Y parece que la fundación quiere mantenerse como tal los próximos años.

Temas

Comentarios

Lea También