Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Audiencia confirma seis meses de cárcel por amenzar a un policía de Vila-seca

La Sección Segunda desestima el recurso de un conductor de Reus que tras ser multado por circular sin cinturón grabó y amenazó al agente en varias ocasiones

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación que interpuso un conductor de Reus tras ser condenado a seis meses de cárcel por el Juzgado de lo Penal número 4 de Tarragona. el motivo de la condena fueron las amenazas del acusado hacia al agente de policía tras denunciarle por conducir sin el cinturón de seguridad por Vila-seca

La sentencia fallada hace escasas semanas son las conclusiones del recurso de apelación interpuesto por el conductor. El acusado planteaba, junto a sus abogados, que hubo en la sentencia del Juzgado de lo Penal un error en la valoración en la prueba y en la inexistencia de elementos configurativos de coacciones.

Seis meses de cárcel para un conductor por amenazar a un policía en Vila-seca

La imprudencia de un conductor ha terminado en una condena de seis meses de cárcel ordenada por el magistrado del Juzgado Penal número 4 de Tarragona. La temeridad de este reusense de 26 años la cometió el día que cumplió los 24 en la avenida de la Generalitat de Vila-seca.

La Sección Segunda, tras analizar la sentencia del Juzgado de lo Penal expone que "la sala comparte plenamente el criterio del Juzgador (la sentencia anterior) que efectivamente se ha enervado la presunción de inocencia por lo que respecta al delito de coacciones". La Audiencia considera que los criterios en los que se basa la anterior sentencia "es suficiente y razonable".

Por ello, tras exponer su punto de vista en los fundamentos de derecho, termina fallando la desestimación del recurso y confirmar la pena de seis meses de cárcel impuesta al conductor, que fue interceptado el 22 de febrero de 2016 en la avenida Generalitat por ir sin cinturón. Además, se comprobó una vez conocidos los datos del reusense, que éste circulaba sin puntos, por lo que la infracción era aún mayor.

El reusense se lo tomó mal y amenazó al agente e incluso le grabó en cuatro ocasiones. El policía denunció estos hechos, que terminaron en la condena de seis meses de cárcel, que ahora la Audiencia ha confirmado desestimando el recurso.

Temas

Comentarios

Lea También