Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Bisbal del Penedès debe llenar con cubas un depósito al quedarse el pozo seco

Abrirá un nuevo pozo e n la zona de L'Esplai pero alerta del agotamiento de recursos

José M. Baselga

Whatsapp
El depósito de L'Espali debe llenarse con camiones cisterna.

El depósito de L'Espali debe llenarse con camiones cisterna.

El pasado año el pozo de agua que nutre a la urbanización de L’Esplai de La Bisbal del Penedès se secó poco antes del verano. La situación obligó a recargar el depósito con cubas para garantizar el suministro de agua potable.

 Ya entonces se vio que el pozo estaba seco y no ha podido recuperarse. Entre marzo y junio de este año los camiones cisterna han vuelto a llenar el depósito de L’Esplai para poder pasar el verano con cierta tranquilidad. Pero esa solución es cara y no es  una garantía. Llenar el depósito ha costado 7.052 euros.

Un nuevo pozo
La solución sería perforar  un nuevo pozo en la zona de L’Esplai, donde viven unas 300 personas.  El Ayuntamiento ya planteó un conducto entre el pozo del núcleo de Can Gordei y el depósito de L’Esplai para poder tener suministro en caso de emergencia.

Pero en septiembre comenzarán las obras del nuevo pozo. Hasta la localidad no llega el agua de l’Ebre ya que en anteriores legislaturas se descartó extender las canalizaciones porque  se consideró que en el municipio había agua suficiente. Sin embargo el cambio climático y el exceso de extracciones para nutrir a tanta vivienda, está secando pozos y bajando el nivel freático de los acuíferos por lo que cada vez es más difícil captar agua.

Estudio
El Ayuntamiento de La Bisbal ya ha aprobado contratar el estudio hidrogeológico para abrir un pozo en L’Esplai. El objetivo es que la perforación comience en septiembre. Después harán falta las certificaciones de la Agència Catalana de l’Aigua y de Sanitat.  Las obras tienen un coste de unos 40.000 euros ya que se intentará aprovechar la bomba del viejo  pozo.

La alcaldesa Agnès Ferré explica que el pasado año no hubo manera de recuperar el pozo porque estaba seco. Alerta en este sentido de que el agotamiento del pozo es una nueva señal de la amenaza de la escasez de recursos de mantener el nivel de consumo actual y que hay que  replantearse la gestión del agua.

Bonastre
Hace unos meses en Bonastre se vivió una situación similar al bajar el nivel freático del pozo unos metros. La situación dejó sin suministro al municipio unos días. El Ayuntamiento de Bonastre ha pedido a la  Agència Catalana de l’Aigüa que haga un estudio de lo que sucede en el acuífero que nutre a la zona.


En Bonastre baja el nivel del acuífero
La situación debería servir de alarma y más porque recientemente en Bonastre han vivido un problema similar.
Durante unos días la localidad quedó sin suministro ya que ahora la profundidad a la que debe llegarse para extraer agua del acuífero es  mayor porque ha descendido el nivel y las bombas no funcionaron. De los 68 metros habituales se ha pasado a 75.
El Ayuntamiento de Bonastre   ha pedido a la  Agència Catalana de l’Aigüa que haga un estudio de lo que sucede en el acuífero.
El temor  es que el acuífero soporte muchas captaciones, ya que también nutre a otros municipios y se esté agotando. Además de excesivas extracciones, la falta de recarga por ausencia de lluvias agrava la situación.
El suministro en Bonastre depende de un único pozo que hay en la urbanización de La Vinya. Y del depósito con capacidad para 250.000 litros, que es insuficiente para las necesidades actuales.
Hace años que el Ayuntamiento planteó la construcción de un segundo pozo. Por eso construyó otro depósito con  capacidad de 500.000 litros. Pero nunca se ha usado y se degradó, lo que obligó a repararlo.
Faltan las canalizaciones hasta el pueblo y el segundo pozo. Están los proyectos, pero el Ayuntamiento no tiene los 300.000 euros que costaría la obra.

 

Temas

Comentarios

Lea También