Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Cooperativa de Cambrils pone a la venta la mitad del patrimonio por valor de 10 millones

Entre las propiedades está el Museu Agrícola, un edificio histórico declarado en marzo Bé Cultural d’Interès Local

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del Museu Agrícola, donde luce desde esta semana el cartel que informa de que está en venta. FOTO: alba mariné

Imagen del Museu Agrícola, donde luce desde esta semana el cartel que informa de que está en venta. FOTO: alba mariné

La Cooperativa Agrícola de Cambrils pone a la venta la mitad de su patrimonio. Son propiedades por valor de diez millones de euros, y lo que pretenderían sus responsables con esta operación es conseguir más liquidez. Asimismo, la entidad busca comprador para aquellas propiedades «no productivas», es decir, todas menos las instalaciones donde se lleva a cabo su actividad. Se trataría, pues, del Museu Agrícola, del área de servicio de la gasolinera, de una finca en el polígono Belianes, una finca rústica, los locales donde se ubicaron durante años las oficinas de la sección de crédito y algún otro local. «El patrimonio total es de veinte millones de euros y sacamos a la venta la mitad», explica el asesor de la entidad agraria, Julio Pérez.

Un edificio de 1920
El actual Museu Agrícola es obra del arquitecto Bernardí Martorell, que empezó a diseñarlo en 1914. Se inauguró como bodega en 1920.

Según señala Pérez, esta operación ya estaba prevista dentro del plan de viabilidad que la Cooperativa puso en marcha hace más de dos años para tratar de reconducir la situación tras el cierre repentino de la Caixa Agrària, que cogió por sorpresa a cientos de impositores el 22 de diciembre de 2015. Según apunta el asesor, lo que hacen ahora, justo antes de arrancar la campaña del aceite, es poner en práctica este paso que ya tenían sobre la mesa. «Han pasado dos años y medio y estamos en cumplimiento del plan de viabilidad. Todo va por buen camino y estamos efectuando los pagos religiosamente, cuando corresponde y cuando estaba comprometido», apunta.

«El patrimonio total es de veinte millones y lo que sacamos a la venta ya estaba contemplado en el plan de viabilidad»
Julio Pérez
Asesor de la Cooperativa

Desde el cierre de la sección de crédito, la entidad ya ha abonado a los afectados 18 millones de euros, más de la mitad del endeudamiento, que asciende a 32,5 millones de euros. En 2019 se espera que los damnificados cobren otro 3,2% y así hasta recuperar todo el dinero retenido. 

Un edificio histórico
La noticia empezó a correr como la pólvora cuando los cambrilenses vieron el cartel de «se vende» colgado en las distintas instalaciones pero, sobre todo, llamó la atención el que lucía en la puerta del Museu Agrícola, un equipamiento histórico que, en este caso, saldría al mercado por un precio de 1,2 millones de euros.

El Museu Agrícola está ubicado en la antigua bodega de la Cooperativa, y su construcción data de 1920. El anuncio de la venta llega apenas unos meses después de que fuera declarado Bé Cultural d’Interès Local (BCIL). Lo aprobó por unanimidad el Ayuntamiento en un pleno extraordinario celebrado en marzo. Asimismo, el Patronat del Museu d’Història lograba al fin este paso, para poner en valor unas instalaciones con una larga trayectoria y un papel clave en la historia del municipio.

En declaraciones al Diari, el concejal de Cultura, Lluís Abella, afirma que, «la Cooperativa puede hacer lo que crea conveniente porque el edificio es de su propiedad, pero para Cambrils la venta no es una buena noticia». Según el edil, el BCIL tiene «muchas limitaciones urbanísticas y de usos», pero lo más importante es que con esta catalogación «se protegerá» al inmueble y no se podrá derribar como ya ha sucedido con otras obras históricas del municipio. «No ocurrirá lo que pasó en su momento con el edificio del Pòsit», afirma.

«Para Cambrils la venta de la antigua bodega no es una buena noticia »
Lluís Abella
Concejal de Cultura

El edificio es obra del arquitecto Bernardí Martorell, que comenzó a diseñarlo en el año 1914 con un estilo que quiso recordar al de Antoni Gaudí, con arcos de cadena hechos de ladrillos procedentes de las bóvedas locales. Se inauguró al cabo de seis años. Y su actividad se mantuvo hasta 1993, cuando se dio por disuelta la sección vitivinícola de la Cooperativa. Al cabo de un año empezaron las obras de rehabilitación para que se convirtiera en un museo que se estrenó en 1998 y que hasta hoy ha compartido espacio con la agrotienda de la entidad.

Hace una década, se puso sobre la mesa la opción de que el consistorio comprara la antigua bodega pero finalmente no hubo un acuerdo porque el importe inicial planteado incrementó por el valor histórico y la arquitectura que tenía y el gobierno rechazó la compra. «Ahora tras las distintas conversaciones no hemos encontrado ningún tipo de interés por parte del consistorio al respecto», señala el presidente de la entidad, Jaume Baiges. 

En la actualidad el gobierno no se ha planteado la opción de adquirir el inmueble porque «no es una prioridad» y tampoco dispone del dinero para hacerlo. 

Temas

Comentarios

Lea También