Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"La Cooperativa hizo inversiones por encima de sus posibilidades"

La dirección de la entidad estudia externalizar el Museu Agrícola y sigue en busca de compradores para su patrimonio

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de las instalaciones de la Cooperativa en el núcleo antiguo, donde está ubicado el Museu Agrícola. Foto: DT

Imagen de las instalaciones de la Cooperativa en el núcleo antiguo, donde está ubicado el Museu Agrícola. Foto: DT

Refinanciar la Cooperativa Agrícola de Cambrils tras la quiebra de la sección de crédito no será fácil. Los responsables de pilotar este proceso tienen que encajar las piezas de un puzzle muy complejo que depende de numerosas variables. La entidad cerró el ejercicio de 2014 con pérdidas de 3,2 millones de euros, procedentes de años anteriores –aunque, a falta de una auditoría, no puede concretarse el periodo–. Y Xavier Mas, director general adjunto de la Cooperativa y asesor especializado en organización y expansión de negocios, se incorporó a la organización en marzo del año pasado precisamente con el objetivo de reconducir la crisis financiera desencadenada desde la sección de crédito y reflotar la Cooperativa.

Mas ha analizado las cuentas de los últimos 25 años. «Se ha comprado maquinaria y se han construido instalaciones por encima de la capacidad de la propia entidad», reconoce. Pero cree que todavía no es momento de buscar responsables, porque su principal prioridad es encontrar la liquidez necesaria para mantener la Cooperativa a flote y poder devolver todo el dinero a los 1.500 clientes afectados, sin hacer ninguna quita. «Necesitamos a los agricultores, y que los cambrilenses tengan confianza en nosotros. También que la gente venga a comprar. De hecho, tenemos clientes nuevos que quieren echarnos una mano», apunta el asesor.

La venta de patrimonio sería una opción válida para reconducir la situación. «Pero ahora no es el momento ideal para ello. Si no nos dan como mínimo el valor de la tasación, no merece la pena vender nada, porque sale más a cuenta como garantía, de modo que nos den el 100% del valor», añade Mas. Se trata, por ejemplo, de algunos terrenos ubicados en el polígono, del Museu Agrícola o de las instalaciones del restaurante y la gasolinera.

Una opción, sin embargo, que sí que verían con buenos ojos, es la de externalizar la gestión del Museu Agrícola. «Nosotros no somos expertos en museos», confiesa el director general adjunto, quien señala también la importancia del crecimiento de las Agrobotigues, «un negocio que funciona».

 

2,3 millones de los socios

Para conseguir cerrar el círculo y refinanciar la entidad, consideran muy relevante la aportación obligatoria de los socios productores que, según los cálculos, ascendería a unos 2,3 millones de euros. «Les proponemos varias opciones. Pueden aportar el importe que les corresponda o puede descontarse de lo que tienen en la caja», apunta Mas. E insiste en que se trata de una práctica habitual en el sector de las cooperativas. «Es una única cuota, y no a fondo perdido. El socio hace una capitalización de su propia empresa», remarca.

La situación de preconcurso de acreedores también repercutirá, probablemente, en los trabajadores. Están al día de pagos, según señala Xavier Mas, pero también deja claro que será necesaria una reestructuración. «Tenemos que sentarnos con el comité de empresa, exponerle nuestro plan de trabajo y cómo pretendemos desarrollarlo. Pero ahora tenemos una estructura demasiado grande. Hay que optimizarla, planificarse y organizarse de forma distinta», insiste Mas. Aun así, subraya su voluntad de buscar fórmulas que permitan mantener el máximo de puestos de trabajo posibles, para permitir aplicar el plan de viabilidad y devolver todo el dinero a los clientes.

El préstamo de 10 millones de euros acordado el pasado 31 de diciembre con la Federació de Cooperatives Agràries de Catalunya (FCAC) a través de la asociación de secciones de crédito, estará a disposición de la Cooperativa si consiguen cerrar el círculo, insiste Xavier Mas. «Necesitamos que los payeses confíen en la entidad, que los socios colaboradores sigan teniendo paciencia; y, en caso de que sea necesario para evitar llegar a un concurso, también debemos ser capaces de ponernos de acuerdo para aplazar parte del pago».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También