Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Costa Daurada se une para combatir el dolor de la fibromialgia

Los primeros grupos de apoyo para los afectados por la fibromialgia se aparecieron a principios del 2000
Whatsapp
Existen dieciocho puntos de dolor en el cuerpo humano que permiten detectar si un paciente sufre fibromialgia. Foto: Alba Mariné/DT

Existen dieciocho puntos de dolor en el cuerpo humano que permiten detectar si un paciente sufre fibromialgia. Foto: Alba Mariné/DT

Tender la ropa o hacer la cama son actividades que para la mayor parte de la población forman parte de la rutina diaria y no requieren un esfuerzo extraordinario. Sin embargo, para los afectados por la fibromialgia, se convierten en un reto que los deja exhaustos.

El dolor y la fatiga crónica que conlleva la fibromialgia afecta directamente a la calidad de vida de los afectados. En la actualidad, sigue sin estar claro qué origina la aparición de este trastorno que causa dolores musculares y cansancio general, aunque se sospecha que existen ciertos factores que influyen en su desarrollo. Tal y como explica la doctora del CAP de l’Hospitalet de l’Infant, Mireia García, las mujeres mayores de 40 años que han pasado por una situación emocional complicada en el pasado o han tenido otras enfermedades que han dado paso a la fibromialgia.

Desde hace quince años, la Associació Catalana d’Afectats de Fibromiàlgia (ACAF) ha instaurado delegaciones en distintas localidades, algunas de la Costa Daurada. Es el caso de Torredembarra, El Vendrell, Cambrils o Salou. Otros municipios, como Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, también han fundado grupos de apoyo para afectados.

Conferencias y gimnasia

Cada delegación o grupo de apoyo, tanto si pertenece a la ACAF como si no, trabaja con un mismo objetivo: hacer más llevadera la fibromialgia. Para ello, proponen actividades físicas como el ioga o pilates, conferencias sobre nutrición, sesiones con psicólogos especializados o talleres de memoria y concentración, entre otras iniciativas.

En la Costa Daurada, una de las primeras delegaciones de la ACAF que se fundaron fue la de Torredembarra, Cal Llovet, a principios del 2001. Más tarde se inauguraron las delegaciones de El Vendrell, Salou -ahora en stand by- y Cambrils.

La crisis descende los socios

Lluïsa Martínez, vicepresidenta de la AFICAM(Afectats de la fibromiàlgia de Cambrils), reconoce que el número de miembros de la agrupación ha descendido en los últimos años por culpa de la crisis. Aún así, asegura que las actividades de la entidad no han cesado. «Nos ayudan a convivir con la fibromialgia. Nos encontramos semanalmente, hemos conseguido crear unos vínculos sociales fuertes y nos hacemos compañía las unas a las otras».

La última localidad que se ha animado a unir a los afectados por la fibromialgia y ser un punto de encuentro y apoyo es Vandellòs y l’Hospitalet de l’Infant. Desde hace unas semanas, un pequeño grupo de mujeres, animadas por las profesionales del CAP, ha decidido reunirse semanalmente para realizar actividades físicas que les calmen los dolores de la fibromialgia y a la vez ser visibles para la sociedad.

Roda de Berà se mobiliza

La Associació Dones Kom-Tú de Roda de Berà organizó ayer una jornada solidaria para dar visibilidad a la enfermedad crónica de la fibromialgia y a la vez recaudar fondos par ala nivestigación. La zumba, el judo y los bailes en la plaza de la Sardanafueron los protagonistas de la tarde. Todos los beneficios obtenidos se destinarán a la Fundació Hospital Universitat Vall d’Hebron Institut de Recerca.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También