Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fiscalía quiere reabrir el caso Muntanyans por corrupción

El Tribunal Supremo anuló en 2014 el plan urbanístico, que proyectaba 550 chalés de lujo en una zona inundable
Whatsapp
Imagen de archivo de la zona Muntanyans II de Torredembarra. Foto: ACN

Imagen de archivo de la zona Muntanyans II de Torredembarra. Foto: ACN

La Fiscalía de Medio Ambiente de Tarragona quiere reabrir el caso Muntanyans 2 de Torredembarra por las sospechas de «corrupción administrativa» en la tramitación del proyecto urbanístico de chalés de lujo Muntanyans 2 en una zona inundable, según informaron fuentes judiciales. La Fiscalía insta a reabrir el caso y que, una vez reanudado, se traslade por reparto a los juzgados de El Vendrell, partido judicial al que pertenece Torredembarra.

El fiscal argumenta que «podría valorarse con otra perspectiva» la documentación sobre la urbanización que custodia la sede judicial de El Vendrell y «considerarse que se debió a corrupción administrativa».

El Tribunal Supremo (TS) anuló a mediados del 2014 el plan urbanístico Muntanyans 2, que proyectaba 550 chalés de lujo en una zona inundable y cerca del espacio natural protegido de Els Muntanyans, con un ecosistema muy vulnerable a la presión humana.

La Plataforma Salvem els Muntanyans denunció la urbanización impulsada por la promotora Vegas de Guadaira SL y en el 2011 el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le dio la razón porque los terrenos eran inundables.

La promotora y la Generalitat, que había dado los permisos, recurrieron, pero la sentencia firme del TS declaró su «nulidad de pleno derecho» porque «el riesgo de inundación es evidente y, en el fondo, no se le escapa a nadie».

La Agencia Catalana del Agua (ACA) emitió un informe favorable a la urbanización en el 2004, con los condicionantes de que no se podría aparcar en determinadas calles porque actuaban como torrentes.

Como resultado de la instrucción, la policía judicial de la Guardia Civil investigó si el técnico responsable del informe había cometido un delito contra la investigación pública y el juzgado número 3 de Tarragona archivó provisionalmente el caso en mayo del 2013.

Tras la sentencia del TS, el fiscal de Tarragona pidió reabrir el caso con diligencias ampliatorias de la investigación que apuntan a varios procedimientos urbanísticos «en el que se verían implicados diversos cargos públicos municipales».

Distintas fuentes consultadas por Efe opinan que este caso es totalmente independiente del llamado caso Efial, en el que el juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell investiga un delito contra la administración pública en Torredembarra, bajo secreto de sumario.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También