Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Torredembarra

La Fiscalía rebaja la acusación a Masagué por el caso de los chiringuitos

Visto para sentencia el primer juicio de la macrocausa por la presunta corrupción en el municipio torrense

ACN / REDACCIÓN

Whatsapp
De izquierda a derecha, Gerard Montserrat, Pere Font y Daniel Masagué. FOTO: ACN

De izquierda a derecha, Gerard Montserrat, Pere Font y Daniel Masagué. FOTO: ACN

Este viernes quedó visto para sentencia en el juzgado penal 2 de Tarragona el juicio contra el exalcalde de Torredembarra, Daniel Masagué, por las presuntas irregularidades y trato de favor en la adjudicación de los chiringuitos de la playa del municipio a Gerard Montserrat, militante de su partido (CDC). Durante la fase de conclusiones, el fiscal anticorrupción José Grinda rebajó la petición de tres a dos años de prisión por los supuestos delitos de prevaricación y fraude -que inicialmente consideraba que se habían producido de forma continuada. Además, pidió dos años de cárcel para Montserrat y un año y medio de cárcel para el ex concejal de Platges, Pere Font. Las defensas de los tres acusados han pedido la libre absolución por falta de pruebas.

Beneficiar a CDC

La fiscalía insistió en que el año 2012 los dos políticos quisieron beneficiar Montserrat, militante de CDC y jefe de la gestora local del partido en 2013. El ministerio público considera que, para hacerlo, el consistorio inició un procedimiento negociado y sin publicidad al que invitó a las empresas Promoesport, Fimongest y Manretar, «todas ellas relacionadas entre sí» con Gerard Montserrat y «sin solvencia ni experiencia previa con estos servicios». Esto, sostiene la fiscalía, supuso un perjuicio para las arcas municipales.

Según detalló Pau Simarro, el abogado del exalcalde de Torredembarra, las defensas han sostenido que la actuación de los acusados no fue delictiva porque siguió las indicaciones de los técnicos municipales en materia de contratación y que el único objetivo del gobierno local era garantizar «el interés público» y que las playas del municipio dispusieran de este servicio los veranos del 2012 y 2013.

Según insistieron, un concurso público promovido por el anterior gobierno en 2006 fijó que, durante diez años, sólo se pudiera instalar un único modelo de chiringuito en el municipio. Teniendo en cuenta que fue una empresa de Gerard Montserrat quien compró las tres únicas chiringuitos de este modelo que se fabricaron, no tenían ninguna alternativa. Masagué se volvió a defender que actuaron correctamente y que confía en que será absuelto.

Los acusados se enfrentan también a penas de inhabilitación por el ejercicio público, y el empresario, a no participar de contratos en el sector público, además de devolver el importe cobrado en el ayuntamiento torrenses.

Una vez completada la vista por la pieza separada número 4 del caso Torredembarra -la primera que llega a juicio-, el juez del penal número 2 de Tarragona lo ha dejado visto para sentencia. Sin embargo, el 15 de abril comenzará en la Audiencia de Tarragona el juicio por otra rama de la investigación. Se trata de la pieza separada número 1, que investiga la presunta adjudicación a dedo de dos locales y por la que el ex alcalde afronta una petición de cuatro años y medio de prisión.

Temas

Comentarios

Lea También