Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat prohíbe colocar 18 terrazas sobre la playa en Calafell

No hay espacio para tantas porque debe haber una separación de 100 metros entre ellas. Había una docena de solicitudes y ahora hay que revisar todo el proyecto

José M. Baselga

Whatsapp
Una docena de locales había pedido tener una terraza sobre la arena de la playa.

Una docena de locales había pedido tener una terraza sobre la arena de la playa.

El Ayuntamiento de Calafell lo vendió como un proyecto de dinamización del paseo marítimo de Calafell. Tras la prueba del pasado verano de colocar tres terrazas sobre la arena de la playa, que tuvo gran aceptación entre los locales y los visitantes, para esta temporada se abría la posibilidad de colocar hasta 18 terrazas.

Pero la Generalitat ha dicho que de eso nada. Señala que no se pueden autorizar porque las terrazas sólo pueden estar sobre el paseo marítimo y si confrontan con los locales respectivos situados fuera del dominio público maritimoterrestre.

En la arena

Respecto a las terrazas sobre la arena, un escrito de la Generalitat señala que ese tramo de playa está clasificado como urbano por lo que las estructuras deben respetar la ocupación y distancias que prescribe el reglamento, que es de cada 100 metros.

Con esas condiciones no hay espacio para 18 terrazas por lo que el Ayuntamiento debe modificar la normativa. Precisamente el viernes acaba el plazo que tenían los propietarios para presentar solicitudes para poder colocar una terraza sobre la arena.

El alcalde de Calafell Ramon Ferré reconoce la situación y apunta que deberá modificarse la normativa municipal. Según se ha explicado hasta el momento se habrían presentado una docena de solicitudes para poder colocar una terraza, entre las que están las tres que el pasado verano funcionaron como prueba piloto. «Haremos una revisión de la situación», explica el alcalde. Pero también deberán abrirse conversaciones con los propietarios de los locales que han pedido una terraza.

Sin embargo no será fácil la negociación. El pasado año el hecho de que sólo fuesen tres las terrazas autorizadas ya levantó quejas en el resto de empresarios que también hubiesen estado dispuestos a participar. Entonces se les dijo que para la presente temporada podrían contar con esa instalación que permite multiplicar los clientes.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También