Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat y Fomento estudian construir un apeadero en Roda de Barà

Valoran la posibilidad de ubicarlo en el aparcamiento donde se instala el mercadillo en verano, cerca de la plaza Sant Jaume. Conectaría con la línea ferroviaria de la costa
Whatsapp
El aparcamiento donde se instala el mercadillo en verano está junto a las vías del tren. Foto: Lluís Milián

El aparcamiento donde se instala el mercadillo en verano está junto a las vías del tren. Foto: Lluís Milián

La Generalitat de Catalunya y el Ministerio de Fomento estudian la construcción de un apeadero de tren en Roda de Berà. Conectaría con las estaciones de Torredembarra (en sentido Tarragona) y Sant Vicenç de Calders (en dirección a Barcelona). En la línea de la costa. Contemplan ubicarla en el aparcamiento donde en verano se instala el mercadillo, entre la plaza Sant Jaume y el paseo Costa Daurada. Justo al lado de las vías. Roda no tiene parada en este trazado. Sus vecinos deben desplazarse a pueblos de alrededor para coger el tren.

El proyecto está todavía en una fase embrionaria. No hay plazos marcados. Depende de la Generalitat, que tiene la competencia de la red de cercanías; y de Fomento, que asumiría el coste de la obra. «Están haciendo un estudio para valorar los costes y su rentabilidad en cuanto al número de pasajeros que lo utilizarían», afirma el alcalde de Roda de Berà, Pere Compte (CiU), que recuerda que esta posibilidad surgió cuando fue automatizado, en octubre de 2012, el paso a nivel del municipio –el último manual que quedaba en España–: «Entonces pedimos que, a cambio, estudiasen hacer un apeadero para facilitar el transporte a los viajeros de Roda».

Más residentes

Compte considera que el aparcamiento del mercadillo es el lugar idóneo para situarlo, pues es de «fácil acceso». E incide en la necesidad de incorporar a Roda de Berà en la línea ferroviaria de la costa, puesto que son muchos los ciudadanos que se desplazan a Tarragona y Barcelona por motivos laborales o de estudios. «Ahora tenemos en funcionamiento un autobús urbano que va hasta la estación de San Vicenç de Calders», señala el alcalde.

La construcción de este apeadero podría significar, según Compte, que «propietarios de segundas residencias conviertan Roda de Berà en su domicilio habitual. Eso supondría también un importante impulso para el comercio local».

Los vecinos coinciden en la necesidad de estar conectados por la línea de la costa. «Estamos incomunicados, dejados de la mano de Dios», lamenta María Torres. «Cada semana me desplazo varias veces a Barcelona y Casteldefells por motivos familiares. Y tengo que ir en coche o en autobús hasta Sant Vicenç de Calders. Si nos pusieran una estación aquí lo tendría más fácil», añade.

Pilar López comenta que sería una «muy buena noticia» para Roda: «Si parara aquí el tren podríamos ir más asiduamente a Tarragona o Barcelona. Y seguro que vendría más gente a vivir al pueblo».

En esta línea, Francesc Gironès señala que «sería perfecto, ahora estamos muy desconectados. Cuando voy a Barcelona aparco el coche en Coma-ruga y cojo el tren allí. Es muy incómodo». «El autobús pasa cuando pasa y a veces tengo que ir taxi», apunta Neus Moya.

Roda de Berà dispone actualmente de una estación dentro de la línea de interior, entre Barcelona y Lleida. Es de vía única. «Pasan muy pocos trenes y, además, en algunos casos hay que hacer transbordo en Sant Vicenç de Calders para ir a Barcelona. Tiene poco uso para viajeros, es más para transporte de mercancías», concluye Compte.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También