Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Policía Local de Calafell usará un dron para vigilar el municipio

Tendrá rutas prefijadas o podrá pilotarse en zonas donde los vecinos denuncien inseguridad
Whatsapp
El dron volará las zonas más conflictivas del municipio.

El dron volará las zonas más conflictivas del municipio.

Será un agente más pero con una rápida capacidad de desplazamiento a cualquier punto del municipio. En apenas un par de minutos el dron podrá ir desde las dependencias policiales a la urbanización más alejada.

Esa rapidez puede permitir captar la matrícula de un coche que huye tras un acto vandálico o un robo que denuncien los vecinos. «Lo suficiente para iniciar una investigación o para ver la zona hacia la que huye», explican en la Policía Local de Calafell.

En meses
El cuerpo incorporará un dron para tareas de vigilancia. El dispositivo estará en funcionamiento en los próximos meses. Y está aprobada la partida para la compra y se está preparando la tramitación de permisos y formación para pilotar el aparato.

El aparato tendrá rutas prefijadas o será pilotado en zonas donde haya denuncias.

El dron está enmarcado en un despliegue de cámaras de vigilancia en los puntos más sensibles del municipio como exigió el juzgado de El Vendrell tras la denuncia de una vecina por el ruido  en la calle Monturiol que acoge la oferta de ocio nocturno.

Rapidez
Además de las cámaras se incorporará el dron como vigilancia policial.  En el cuerpo explican que permite una mayor rapidez ante el aviso de una urgencia y analizar la situación real mientras llegan las patrullas.

Policias dse diversos países ya usan drones para la seguridad ciudadana.

El aparato estará en las dependencias policiales y se le programarán unas rutas diarias para que las realice con autonomía en función de las épocas del año

Verano
En verano volaría sobre zonas boscosas para controlar columnas de humo,  las vías más transitadas  o las urbanizaciones y el top manta. En invierno podrá vigilar urbanizaciones que se quedan prácticamente desiertas.

Podrá usarse también pilotado desde las dependencias policiales en lugares puntuales donde los vecinos denuncien oleadas de robos o desórdenes. Las imágenes servirán para identificar a los autores y conocer el problema para despliegues de vigilancia.

La Ley permite la vigilancia mediante los drones y como apoyo para la seguridad ciudadana.  «Es un vigilante más y permanente  en zonas donde los vecinos muestran preocupación», señalan en el cuerpo.


¿Y las cámaras?
El Ayuntamiento de Calafell también anunció que colocaría cámaras de control en todas las entradas del municipio y en de las urbanizaciones. Esas cámaras tendrán un reconocimiento de matrícula.
Los dispositivos están preparados para una identificación de matrículas de manera que si la placa es de un coche denunciado por robo o está implicado en un acto delictivo, salta una alarma en la Policía Local, lo que puede permitir un cerramiento de la zona .
El sistema también facilita la identificación de las matrículas que han entrado y salido de  una urbanización en momentos anteriores o posteriores a que se haya cometido un acto delictivo.
La Policía Local considera que el sistema, que ya funciona en urbanizaciones de diferentes municipios y en espacios de tránsito como las autopistas agiliza las tareas de investigación.
El proyecto de videovigilancia en Calafell se extenderá con cámaras en diferentes zonas del municipio. Estarán en los puntos que pueden ser más sensibles y las imágenes llegarán a un control central en la Policía Local de Calafell.
Las cámaras estarán en la calle Monturiol, que concentra la oferta de ocio nocturno y en el paseo marítimo. También estarán en el paso subterráneo bajo la vía del tren de la calle Pisuerga y en los alrededores de las calles Lluís Companys y Baixador, donde los vecinos han señalado que  hay situaciones que les generan inseguridad.
Los dispositivos de videovigilancia controlarán también edificios y equipamientos municipales y elementos del patrimonio como el castillo medieval, Cal Bolavà o la ermita de Segur que ha sufrido diversos ataques vandálicos.

 

Temas

Comentarios

Lea También