Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Policía Local de Cambrils detiene a un hombre que dejó inconsciente a otro con un puñetazo

Tras declarar está en libertad a la espera de la citación judicial

J.Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de la entrada del Palau d´Esports de Cambrils. Foto: Alba Mariné

Imagen de archivo de la entrada del Palau d´Esports de Cambrils. Foto: Alba Mariné

Una pelea entre dos hombres, en el gimnasio del Palau d’Esports de Cambrils, terminó en la tarde-noche del viernes con un detenido y un herido trasladado hasta el hospital Sant Joan de Reus, donde pasó varias horas de reconocimiento hasta recibir el alta, han confirmado fuentes del centro sanitario.

Los motivos de la pelea no están claros, aseguran fuentes policiales, aunque todo indica que agresor y agredido se conocían de fuera del gimnasio y fue la coincidencia de reencontrarse en este espacio deportivo cuando se enzarzaron en una pelea.

Los dos se enfrentaron sin preocuparse por el resto de usuarios del gimnasio y el detenido, Carlos A.G., llegó a noquear a su oponente, que perdió el conocimiento. Y cuando volvió en sí tenía lagunas de memoria, han apuntando algunas fuentes.

El resto de usuarios intentó separar a los dos hombres y se llamó paralelamente al teléfono de emergencias, el 112, para dar parte de lo ocurrido. Aunque hubo la presencia de los Mossos d’Esquadra, la investigación de los hechos la ha llevado íntegramente la Policía Local de Cambrils. Así, tras escuchar las versiones de lo ocurrido, los agentes se llevaron en calidad de detenido a Carlos mientras una ambulancia del SEM trasladaba al herido al Hospital Sant Joan de Reus.

La misma investigación recoge que además de propiciar un puñetazo certero en la cara de su oponente, causándole un traumatismo craneoencefálico, el detenido no dudó en seguir golpeando al herido.Y si no llega a ser por la intervención de otro usuario del gimnasio, nadie sabe cómo habría acabado la víctima, admiten fuentes conocedoras del caso.

Mientras el herido era trasladado al hospital, los agentes de la Policía Local de Cambrils detenían al agresor y le imputaban un delito de lesiones. Tras prestar declaración en la comisaría, Carlos A.G. quedó en libertad con cargos a la espera de la citación judicial.

Otras fuentes señalan que los dos hombres que se pelearon tienen algún asunto entre manos que les habría llevado en el pasado a denunciarse. Y ello podría ser la razón de la pelea.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También