Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Policía Local de Cambrils salva la vida a dos niñas que se ahogaban

Los agentes de la patrulla de Costas sacaron del agua a dos turistas que se habían alejado hasta 200 metros de la orilla

Jordi Cabré

Whatsapp
El fuerte viento de estos días provocó que las dos menores fueran arrastradas mar adentro.

El fuerte viento de estos días provocó que las dos menores fueran arrastradas mar adentro.

La patrulla la Policía Local dedicada a la vigilancia de las playas rescató este jueves, festividad de Sant Pere y día grande en Cambrils, a dos hermanas adolescentes, de 14 y 17 años respectivamente, que se estaban ahogando enfrente de la playa de Sant Pere, en la zona de Vilafortuny.

Lo que podía haber  terminado en tragedia, ha quedado en un susto que dificilmente estas hermanas procedentes del País Vasco olvidarán durante las vacaciones en la Costa Daurada.

Los dos policías patrullaban el pasado jueves al mediodía por la playa de Vilafortuny, muy cerca del hotel Best Marítim. Allí eran alertados de que había dos niñas mar adentro que requerían ayuda. Salieron a la carrera hacia la arena, justo detrás del hotel Augustus, el mismo lugar  que el sábado pasado un turista ruso de 31 años fallecía tras desfallecer en el agua.

En el caso del extranjero, fue un trabajador del Best Marítim quien lo reanimó a la espera de la llegada del helicóptero del SEM. Desgraciadamente, volvió a desfallecer y murió en el hospital Joan XXIII. 

En esta ocasión, el esfuerzo de los agentes tuvo recompensa y a pesar de llamar al 112, las unidades del SEM no tuvieron que actuar, puesto que los padres trasladaron a las niñas hasta el Hospital Lleuger de Cambrils para una exploración más exhaustiva.

las dos niñas se encuentran bien, sólo se asustaron y mostraron signos de cansancio


Las dos hermanas estaban jugando con una colchoneta, cuando ésta fue empujada por el viento mar adentro. Las dos quisieron cogerla antes de que fuera demasiado tarde, pero no se dieron cuenta de que también ellas eran arrastradas.

Los agentes llegaron a pie de playa y  les explicaron lo que ocurría. Al ver que no había socorrista en aquel punto, se lanzaron al agua en busca de las dos hermanas, que pedían auxilio a unos 200 metros, a la altura del límite de la zona de baño que marcan las boyas.

El viento empujó la colchoneta y ellas intentaron sacarla sin ver que el mar las arrastraba


Los policías locales llegaron a su altura y ante el miedo que tenían las dos hermanas, las tranquilizaron antes de volver a la orilla. Las dos niñas sacaron fuerzas y permitieron a los agentes poderlas sacar del agua con mayor facilidad.

Ya en la arena, con toda la familia aliviada, los agentes tomaron nota de quienes eran y también su estado físico, aunque les pidieron que se acercaran al Hospital Lleuger para un reconocimiento más exhaustivo. La familia vasca agradeció la valentía de los agentes por rescatar a las dos hermanas adolescentes.

Temas

Comentarios

Lea También