La Policía Nacional desmantela en Cambrils una red de explotación sexual

Detenidas seis personas como presuntos autores entre otros delitos, de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, relativo a la prostitución y pertenencia a grupo criminal

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Policía Nacional

FOTO: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Cambrils (Baix Camp) un piso y unos bajos comerciales, destinado como centro de estética y masajes, donde mujeres de origen sudamericano eran explotadas sexualmente. El prostíbulo estaba regentado por una encargada colombiana junto con otros miembros de su familia.

La investigación se inició a mediados de 2019 a raíz de la denuncia de una mujer quien manifestó haber sido explotada sexualmente por un grupo de personas afincadas en la provincia de Tarragona, bajo la falsa promesa de regularizar su situación administrativa.

Para ello le ofrecieron un trabajo como empleada de un centro de belleza en Cambrils, si bien no resultó ser más que la tapadera de un prostíbulo, donde debía estar disponible para los clientes las 24 horas del día.

Dicho local comercial estaba a su vez estrechamente relacionado con un piso ubicado en el mismo inmueble de la localidad y que también era utilizado por la organización criminal para el alojamiento de las meretrices y para el ejercicio de la prostitución, en horarios fuera de apertura del local comercial.

Condiciones de semi-esclavitud

Bajo amenazas y coacciones la víctima fue sometida a condiciones de explotación extrema, disponibilidad a cualquier hora del día para mantener relaciones con los clientes, prácticas sexuales sin protección, pésimas condiciones de higiene y salubridad en las estancias, así como era obligada a consumir sustancias estupefacientes y alcohol con los clientes, lo que les permitía doblegar más fácilmente su voluntad.

Entre otras formas de intimidarla, los integrantes de la trama se valían de la práctica de la santería yoruba, originaria de África y arraigada en Latinoamérica, para amedrentarla y obligarla a cumplir sus órdenes. Aprovechando un descuido de sus explotadores logró huir de su control y poner los hechos en conocimiento de las autoridades.

Represalias de organización

Como venganza, la dueña del prostíbulo publicó a través de diferentes redes sociales, fotos íntimas de la víctima para que las pudieran ver sus familiares en el país de origen.

En la fase de explotación de la investigación y una vez plenamente identificados los integrantes de la red de explotación sexual, se practicaron sendas entradas y registro, previa autorización judicial en el local de masajes y en el domicilio.

Fruto de los mismos se localizaron papelinas de cocaína, una báscula de precisión, pastillas abortivas, dos equipos informáticos y diversa documentación relacionada con la publicitación del local, así como la contabilidad y lista de precios de los servicios. Además en una estancia fue localizado un altar de santería y que se utilizaría para amedrentar a sus víctimas.

Detenciones

Fruto de dicha actuación se procedió a la detención de 6 personas (4 de nacionalidad colombiana, 1 de nacionalidad dominicana y 1 de nacionalidad española), entre las que se encontraban, la principal responsable del prostíbulo y otras cinco, varias de ellas de su entrono familiar. Todos ellos lo fueron como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, delito relativo a la prostitución, delito contra la salud pública, delito contra la intimidad, amenazas y pertenencia a grupo criminal.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la UCRIF, de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También