Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Protectora de Torredembarra invertirá 21.000 euros en mejoras

El presidente, Josep M. Crespo, quiere recuperar la imagen y credibilidad de una instalación con 21 años de historia

J.Cabré

Whatsapp
La entidad tiene diferentes voluntarios que se encargan de sacar a pasear a los animales a diario. FOTO: ALBA MARINÉ

La entidad tiene diferentes voluntarios que se encargan de sacar a pasear a los animales a diario. FOTO: ALBA MARINÉ

La Protectora de Torredembarra quiere recuperar cuanto antes la imagen de entidad profesional que vela por el cuidado y bienestar de los animales que recoge de diferentes localidades. El presidente, Josep M. Crespo, acogió hace 1,5 años a otra asociación sin ánimo de lucro –Olescan– que buscaban unas instalaciones para gestionar los animales abandonados.

Precisamente esta agrupación es la que ha estado bajo la lupa del Serpona y de la Fiscalía Medioambiental de Tarragona por diferentes irregularidades: salud de los animales, falta de espacio, libros de control de entradas y salidas... «Olescan es una buena entidad y tengo plena confianza. Aceptamos todas las inspecciones que puedan venir, pero jamás hemos desatendido a los animales», explica Crespo.

Precisamente, la confianza con Olescan se traduce en una continuidad del acuerdo más allás del 31 de diciembre, que es cuando acabo el contrato. «Queremos que la protectora recupere el prestigio que siempre ha tenido desde hace 21 años, cuando la viuda de Félix Rodríguez de la Fuente vino a inaugurarla», apunta el propietario.

Para lograr este propósito, Crespo volverá a rascarse el bolsillo y estima una inversión de 21.000 euros para volver a ser la protectora de referencia de Catalunya. El dinero servirá para nuevas jaulas y casetas. «Tenemos más animales de los que deberíamos, pero no podemos negar un servicio de un abandono cuando nos llama un Ayuntamiento. El problema es de la sociedad y nosotros no podemos darle la espalda», añade Crespo.

La protectora tiene en sus instalaciones torrenses unos 400 perros, 110 gatos, 17 caballos, 21 cabras y ovjeas, 30 cerdos vietnamitas y «un montón de gallinas y conejos», explica el presidente.

A pesar de tener adopciones fuera de España –Holanda y Alemania son los principales mercados–, aún hay más entradas que salidas. «Y no sólo es recoger el animal, hay que vacunarlo, desparasitarlo, esterelizarlo y ponerle un chip. Siendo prudentes, 450 euros por ejemplar cuando el pago de la administración roza sólo los 150». A pesar de la pérdida de dinero, Crespo admite que es su pasión y mientras pueda potenciará la Protectora.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También