Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La cala Llenguadets de Salou se «recupera» y su chiringuito se instala de nuevo

Tras la reposición de arena este año la playa cuenta con más de 20 metros. El año pasado apenas tenía unos 10

Carmina Marsinach

Whatsapp
La cala Llenguadets esta semana, con el chiringuito ya instalado. FOTO: Alfredo González

La cala Llenguadets esta semana, con el chiringuito ya instalado. FOTO: Alfredo González

Marcel Llusà ha podido volver a instalar su chiringuito en la cala Llenguadets de Cap Salou. Hacía 17 años que lo montaba pero el año pasado no fue posible por falta de arena. En cambio esta temporada la situación ha mejorado. Después de las primeras reposiciones de arena, la playa se ha recuperado y ahora cuenta con unos 20 metros mientras que el año pasado a penas había 10. 

«Estamos contentos pero a ver qué pasará», dice Llusà. Cree que  durante el verano el nivel del agua subirá entre dos y tres veces pero «no podemos estar otro año en blanco», asegura. Y en este sentido está dispuesto a asumir el riesgo de los desperfectos que puedan producirse por causas meteorológicas ya que «nadie» le va a cubrir les espaldas. Además a diferencia del año pasado han podido volver a colocar las hamacas. 

Aspecto de la cala Llenguadets el mayo del año pasado, en 2018. FOTO: Alfredo González

Para evitar males mayores ha tomado más precauciones de lo habitual. Ha colocado hasta 38 sacos de arena alrededor del chiringuito para evitar que se lo lleve el agua en caso de temporal. 

Cada año paga 18.000 euros por la concesión del chiringuito y lo único que espera es poder aguantar la temporada y no perder dinero. 

Años atrás solía abrirlo por Semana Santa pero este año ha tenido que esperar a principios de junio. Recuerda que el último temporal que hubo por Sant Jordi dejó las playas prácticamente sin arena aunque ahora se hayan recuperado. «La Platja Llarga también ha perdido mucha arena», lamenta. Llusà recuerda con nostalgia que hace 30 años la cala Llenguadets contaba con 100 metros de arena. 

Llusà ha colocado sacos de arena alrededor del chiringuito FOTO: A. G

El propietario del chiringuito considera que la solución definitiva para acabar con la regresión de arena pasa por instalar espigones horizontales como en algunas zonas de Cambrils. Y lamenta que el Ayuntamiento se deje perder un espacio tan único como ese al que tan solo se puede llegar a pie: «mucha gente no lo conoce». 

Para ver si es factible, el Ayuntamiento ha encargado un estudio a la Universitat Politècnica de Catalunya por un importe de 19.360 euros con IVA.
Este estudio deberá analizar los efectos que el cambio climático está provocando en las playas salouenses. Pero desde la corporación municipal creen que puede haber más causas que expliquen la falta de arena en las playas. Es por esto que el documento hará especial hincapié en las afectaciones que se puedan derivar de las acciones externas realizadas por el Port de Tarragona. 

Reposiciones de arena

A finales de mayo el Ayuntamiento de Salou empezó con la restitución y la protección de arena de las playas. Se han realizado distintos trabajos con el objetivo de regularizar la arena y eliminar las piedras cercanas al mar. 

Según los técnicos del consistorio se realiza en estas fechas porque si se hiciera más temprano los temporales podrían dañar los trabajos realizados. 

Desde el Ayuntamiento explican que los trabajos de reposición de arena ya han finalizado tanto en la zona de la Font Lluminosa, en la playa de Llevant, como en la playa Capellans, la cala Llenguadets, la platja de Llarga, la de Ponent, la cala Font, Vinya y Crancs. Ahora tan solo quedan pendientes las reposiciones por parte del Ministerio. 

El año pasado en la Cala Llenguadets también se mejoró la rampa de acceso de los vehículos rodados hasta la arena. 

El Ayuntamiento adjudicó los trabajos de mantenimiento de las playas a la empresa AGROVIAL S.A con un presupuesto de 100.406,30 euros con  IVA por  dos años (2018/2019). 

Para evitar la regresión de arena el consistorio instaló el mes de marzo unas redes de contención de un metro de alto en puntos estratégicos del litoral donde se acumula la arena. El objetivo es que la arena que se acumule delante de estas infraestructuras se pueda recuperar. 

La concejala de playas del Ayuntamiento, Julia Gómez, hace una buena valoración de esta prueba piloto y asegura que está previsto colocar un total de 900 metros lineales en las playas Llevant, Ponent y Capellans de cara el año que viene. 

Temas

Comentarios

Lea También