Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La conductora que se empotró en Salou tiene 24 años e iba bebida

La joven, de 24 años, dio positivo. Ella y su acompañante fueron llevados al hospital Joan XXIII, aunque por heridas leves

Jordi Cabré

Whatsapp
El Peugeot quedó totalmente destrozado fuera de la calzada. La conductora salió por su propio pie. Foto: Alba Mariné

El Peugeot quedó totalmente destrozado fuera de la calzada. La conductora salió por su propio pie. Foto: Alba Mariné

Una joven de 24 años de edad fue detenida en la madrugada del martes tras sufrir un accidente de tráfico cerca de la plaza Europa. Ella y un acompañante colisionaron con una farola y un coche aparcado poco antes de las seis de la mañana, según confirmaron fuentes de la investigación. 

Algunos vecinos y el 112 llamaron a la Policía Local de Salou (el tramo en cuestión es vía urbana y, por lo tanto, de su responsabilidad) para informar de lo ocurrido. También acudió una ambulancia.

La Policía Local envió a dos patrullas y se encontró dos coches, un Ford Puma y un Fiat Punto, obstaculizando los dos carriles de circulación en sentido Reus. El primer vehículo estaba estacionado en el lateral de la carretera y por el impacto recibido se movió hasta ocupar parte de los carriles de circulación. El segundo era el que conducía la joven de 24 años con un acompañante, que también destrozó una farola del alumbrado público.

La ambulancia se llevó al acompañante, que se quejaba de un fuerte dolor en el pecho y los agentes acompañaron a la conductora hasta la comisaría para hacerle la prueba de alcoholemia. La conductora dio más de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado (es un delito penal) y se le imputa un delito contra la seguridad del tráfico bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Tras la prueba, la Policía solicitó de nuevo una ambulancia, puesto que la joven se quejaba de  una fuerte abrasión y dolor en los brazos, provocados por la activación del airbag. El SEM la llevó al Joan XXIII.

Los bomberos limpiaron la calzada y se pidió la presencia de la grúa para llevarse los dos vehículos accidentados al depósito municipal.

Temas

Comentarios

Lea También