La confianza ciega de una vecina termina en un robo de joyas en Vila-seca

Los Mossos d'Esquadra detienen a un vecino de Salou que se llevó las joyas de una mujer al tener la llave de la vivienda (que se la dejaron a su pareja) para una urgencia. El autor también había estafado a su compañera de piso con unas transferencias usurpando su identidad.

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

Poco podía pensar una vecina de la calle Sant Antoni de Vila-seca que dejar las llaves a la vecina «por si había una emergencia» le acarrearía un robo de sus joyas: anillos, pendientes, collares, pulseras...

Las llaves las entregó a una joven que vive en la misma calle, sin pensar que su pareja, un joven de Salou de 30 años, se aprovecharía de la confianza para perpetrar un robo de joyas que vendió posteriormente para quedarse el botín y borrar cualquier huella de su delito. Sin embargo, Mossos pudo identificarle y detenerle.

El ladrón se aprovechó de la confianza para entrar a escondidas en su casa este verano y vender el género para deshacerse de las pruebas incriminatorias y tener un buen pellizco en efectivo. El robo y la venta (en dos negocios de compra-venta de oro de Reus) fue el mismo día del robo, en junio.

Sin embargo, la víctima no se percató de su ausencia hasta mediados de septiembre y por ello la denuncia de las joyas desaparecidas empezó a investigarse tarde, cuando ya se habían vendido. 

Seguir el rastro 

Agentes de la Unitat d’Investigació de la comisaría de Tarragona empezó a buscar las joyas en páginas web y tiendas especializadas en comprar joyas. Es habitual que el género termine vendiéndose para obtener dinero.

La investigación dio sus frutos a los pocos días y parte de las joyas se localizaban en Reus. Se habían vendido por 2.600 euros. Los datos obtenidos sobre el vendedor empezaron a trazar el modus operandi del delincuente, del que ya se tenía nombre y apellidos.

Mossos, tras recuperar las joyas, verificaron que el autor del robo había entrado en la casa de la víctima con las llaves que le habían confiado a su pareja. Pero ampliando la búsqueda de datos se comprobó que el ladrón no solo había robado las joyas en esta vivienda del centro histórico de Vila-seca, sino que también había estafado a su propia novia, usurpando su identidad para sacar dinero de la cuenta y pidiendo un crédito bancario. Además de la estafa, el salouense había intentado sin éxito comprar por internet con el dinero de su pareja (actualmente ya no están juntos) o hacerse transferencias a su cuenta por el método del bizzum.

Tras la recopilación de todas las pruebas obtenidas de la investigación, Mossos buscó al sospechoso y lo localizó este fin de semana en Reus, donde terminó detenido. Este lunes, el acusado pasó a disposición judicial y el magistrado decretó libertad con cargos a la espera de celebrarse el juicio por robo y estafa.

Temas

Comentarios

Lea También