Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La estación de trenes de Salou, apuntalada en plena temporada turística

Las instalaciones funcionan con normalidad y desde Adif aseguran que «no hay ningún problema de seguridad»

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Una docena de contrafuertes sustentan el edificio de la estación de Salou. FOTO: Pere Ferré

Una docena de contrafuertes sustentan el edificio de la estación de Salou. FOTO: Pere Ferré

La estación de trenes de Salou está apuntalada desde hace unos días en plena temporada turística, cuando miles de usuarios utilizan las instalaciones para desplazarse por el territorio. Una docena de contrafuertes sustentan el edificio, ubicado en la calle Carles Roig, por los laterales. Cuatro de ellos se han instalado en la zona del bar y el resto en la sala de espera donde se pueden adquirir los billetes. 

Según informan fuentes de Adif, titular de las instalaciones ferroviarias, se trata de una medida preventiva hasta que no empiecen los trabajos de rehabilitación de la cubierta. En estos momentos se está trabajando en la redacción del proyecto de las obras para determinar qué actuaciones se deben llevar a cabo y se estudiarán los posibles problemas estructurales que pueda tener la construcción. Aun así, desde la empresa insisten en que «no hay peligro y no hay ningún problema de seguridad»

Por ello, pese a la instalación de los puntales, la actividad en la estación sigue con normalidad. En la entrada, carteles escritos en catalán, castellano e inglés, informan de que se están llevando a cabo obras: «Estamos trabajando para mejorar las instalaciones de la estación, rogamos que disculpen las molestias». Durante la mañana de ayer también había algunos operarios trabajando en el andén. Las zonas próximas a las columnas del edificio se han acordonado por precaución. 

Por el momento, Adif no ha hablado de fechas ni calendarios pero probablemente las obras empiecen pasado el verano. Cabe recordar que en cuanto entre en funcionamiento la variante del Corredor del Mediterrani –prevista entre octubre y noviembre– Salou perderá su actual estación de tren. La que a día de hoy se encuentra apuntalada. Cuando esto suceda, está previsto que todos los servicios ferroviarios del municipio se concentren en el apeadero de PortAventura que pasará a ser la estación Salou-Port Aventura.

Un equipamiento que necesitará una inversión para que se garantice un servicio digno a los 497.487 usuarios que registró el municipio el año pasado. El alcalde de Salou, Pere Granados, está pendiente de tener una reunión con Fomento, PortAventura y la Generalitat para tratar el tema. Granados está decidido: «Si no lo hacen ellos, lo pagaremos nosotros con recursos propios»

Por otro lado, esta semana Adif ha licitado el estudio para el desmantelamiento de la vía de la costa. Una acción que debe llevarse a cabo también con la puesta en marcha del Corredor. Granados se mostró «muy satisfecho» ya que la infraestructura ferroviaria supone una barrera para el municipio que dificulta la movilidad. Y aseguró que ya tiene definida la reurbanización de la zona de las vías con el proyecto de Eje Cívico

Temas

  • Salou
  • Estación de trenes

Comentarios

Lea También